Miércoles, 27 de mayo de 2020

Unicaja Banco gana 46 millones hasta marzo tras provisiones extraordinarias de 25 millones por el Covid-19

La propia entidad señala como principales claves de su resultado su liderazgo en sus mercados de origen (Andalucía y Castilla y León)

Según Unicaja Banco, el difícil contexto del último tramo del primer trimestre a raíz de la declaración del estado de alarma y el confinamiento de la población ha tenido un impacto "todavía limitado" en la actividad de la entidad

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 46 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2020, tras efectuar una dotación de provisiones extraordinarias de 25 millones por la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19.

Según destaca la propia entidad en un comunicado, si se excluye esta dotación extraordinaria, el resultado del Grupo Unicaja Banco en el primer trimestre habría ascendido a 63 millones de euros, con un aumento del 0,2% respecto al mismo período del ejercicio 2019.

Unicaja Banco señala como principales claves de su resultado en el primer trimestre la capacidad de generación de resultados manteniendo el liderazgo en sus mercados de origen (Andalucía y Castilla y León), el crecimiento de actividad, el aumento del agregado del margen de intereses e ingresos por comisiones, la continua disminución de gastos de explotación, su calidad crediticia con una significativa disminución de activos no productivos y la destacada posición de solvencia y liquidez.

ALTOS NIVELES DE SOLVENCIA Y HOLGADA LIQUIDEZ

Aunque los resultados del primer trimestre, excluidas las provisiones constituidas al efecto, demuestran que el impacto del contexto económico derivado de la pandemia del Covid-19 ha sido "limitado" hasta el cierre de marzo, Unicaja Banco asegura que la entidad afronta el escenario "desde una posición de fortaleza financiera, resultado de su holgada posición de solvencia y liquidez, que permitirá seguir apoyando a particulares, autónomos, empresas e instituciones en el contexto actual de dificultad, y dar respuesta a sus necesidades".

En este sentido, la entidad destaca que, a cierre del primer trimestre, la ratio regulatoria CET-1 se sitúa en el 15,4% y la de capital total en el 16,8%, "entre las más elevadas del sector", con un exceso sobre los requerimientos SREP de capital total de 1.072 millones de euros, sin considerar los nuevos límites concedidos por el Banco Central Europeo (BCE).

Ante la rápida evolución del contexto económico y social, Unicaja Banco anunció en Junta General de Accionistas el pasado 29 de abril que someterá a revisión su plan estratégico para adaptarla al entorno resultante de la crisis sanitaria y dar apoyo y respuesta a las necesidades de particulares, empresas y autónomos, en especial a los colectivos más vulnerables.

Hasta el momento, la entidad ha recibido más de 8.000 solicitudes de autónomos y empresas de préstamos con aval ICO, por un importe aproximado de 600 millones de euros, y más de 9.000 de moratoria sobre préstamos hipotecarios y personales.

IMPACTO LIMITADO DEL ESTADO DE ALARMA Y EL CONFINAMIENTO

Según Unicaja Banco, el difícil contexto del último tramo del primer trimestre a raíz de la declaración del estado de alarma y el confinamiento de la población ha tenido un impacto "todavía limitado" en la actividad de la entidad, que siguiendo un criterio de prudencia ha constituido fondos de insolvencias por 25 millones para mitigar posibles impactos futuros del Covid-19.

Todo ello ha situado el beneficio neto en 46 millones de euros que, sin las provisiones extraordinarias, habría ascendido a 63 millones y supondría una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 6,4%.

El margen de intereses más comisiones sube 2 millones de euros respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior, debido al impulso de los ingresos por comisiones, que aumentan un 10,6%.

Por su parte, los resultados aportados por las participaciones en renta variable también mejoran en conjunto, si bien los primeros descienden como consecuencia de los anuncios de anulación del pago de dividendos por un importante número de empresas a raíz de la crisis del Covid-19.

Sí se han incrementado los resultados de operaciones financieras, con la materialización de plusvalías de la cartera de renta fija.

Por otro lado, los gastos de explotación se reducen un 1%, continuando la senda descendente de los últimos trimestres, consecuencia de los planes de contención de costes y reestructuración de la entidad.

Además los saneamientos y otros resultados crecen un 88,6% en relación con el mismo período del ejercicio anterior.

Según Unicaja Banco, excluido el efecto de los 25 millones de dotaciones extraordinarias por posibles insolvencias consecuencia del Covid-19, las dotaciones y saneamientos del trimestre han sido inferiores a los del mismo período del ejercicio anterior.

Centrando la atención en los saneamientos de la cartera crediticia, el coste del riesgo asciende a 48 pb, de los cuales 13 pb corresponden a los saneamientos ordinarios del trimestre, cifra comparable y similar a la correspondiente al primer trimestre de 2019.

Unicaja Banco destaca que la actividad comercial del grupo ha seguido creciendo "aislando" el efecto de la declaración del estado de alarma y cita como ejemplo la positiva evolución del crédito normal (performing), que crece un 1,7% en el año, con un crecimiento significativo del crédito a administraciones públicas y grandes empresas.

También considera positiva la captación de los recursos de clientes en balance, con un crecimiento del 0,4% en el año, mientras que atribuye la evolución negativa de los recursos fuera de balance "fundamentalmente al impacto que han tenido las valoraciones a mercado de estos instrumentos".

El confinamiento de la población ha afectado a la evolución de la nueva producción, particularmente a la actividad de particulares, autónomos y pymes, que crecía un 20,3% en relación al mismo periodo de 2019 hasta el fin de semana en que se anunció el inicio de dicha fase, y que finalmente ha experimentado una evolución negativa del 10,1% al final del trimestre.

Dicho decrecimiento se ha focalizado en las operaciones a particulares, que hasta la declaración del estado de alarma crecían un 3% y, al final, han caído un 14%, mientras que, globalmente, las operaciones con empresas se han visto menos afectadas, pues crecían prácticamente lo mismo (en torno al 16%), antes y después de la declaración del estado de alarma.

No obstante el comportamiento dentro de empresas ha sido dispar, habiéndose visto afectadas las operaciones con pymes, que crecían un 12,4% antes del inicio del confinamiento y, finalmente, han caído un 2,4%.

VOLUMEN DE RECURSO

El volumen de recursos administrados por el Grupo (sin ajustes por valoración) alcanzó los 54.895 millones al cierre del primer trimestre de 2020, de los que 50.107 millones corresponden a recursos de clientes minoristas.

De estos, los saldos en balance, que ascienden a 38.180 millones de euros, crecen en el ejercicio (+0,4%), impulsados, un trimestre más, por el crecimiento de los recursos vista (+0,5%) y la contribución positiva de las administraciones públicas (+4,6%).

Los recursos fuera de balance sí se han visto afectados por la crisis del Covid-19 y caen un 7,3%.

La sostenida reducción de activos no productivos -NPAs- ha permitido a Unicaja Banco reducir su exposición bruta en 1.009 millones de euros (-29,1%) en los últimos doce meses, con descensos del 27,2% en los activos dudosos y del 31,1% en los adjudicados.

El saldo de activos dudosos del Grupo, a cierre del primer trimestre de 2020, disminuyó hasta los 1.334 millones, y el de inmuebles adjudicados alcanzó los 1.130 millones.

Según la entidad, la caída de dudosos se traduce en una bajada de la tasa de morosidad de 1,7 puntos porcentuales en los últimos doce meses, hasta situarse en el 4,6%.

También en el trimestre, y a pesar del adverso escenario afrontado, los activos no productivos caen un 0,3%.

En términos de solvencia, al cierre del primer trimestre de 2020, el Grupo Unicaja Banco ha mejorado su situación, presentando una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET-1) del 15,4%, y de capital total del 16,8%, entre las más elevadas del sector.