Jueves, 13 de agosto de 2020

Dificultades que puede traer el confinamiento para nuestros hijos

 

Realmente otro coronavirus -terrible- nos espera pasado el covid-19. Otra peste asolará a España, conduciéndola a un cataclismo de tal magnitud… “apuntan los expertos” solo igualable a ruina ocasionada por la Guerra de 1936.  

La devastación de puestos de trabajo, se aproximará a los 9 millones de parados, que llevará a nuevos ajustes sociales. Caída del PIB 9,7%, Pymes cerradas… suena a Apocalipsis, interpretado como fin catastrófico o violento. La palabra procede del latín, y esta a su vez del griego ἀποκάλυψις (apokálypsis), significa 'revelación'. Es el último libro de la Biblia. Escrito por el apóstol Juan. Ojalá tanta muerte, tanto dolor, tanto sufrimiento nos revele un mundo mejor. Vamos a ser optimistas y no mirar las cifras que nos hacen temblar.

Me preguntaba una señora como era posible que su hija de  cinco años tuviera depresión. Explicado que la depresión puede surgir incluso en bebés… parece que la dejé más tranquila, no obstante creo qué para sus adentros sigue pensando que solo es enfermedad de adultos o de viejos.

Ante la calamidad que se avecina se van a presentar cuadros de ansiedad, depresión y miedo, (aumento de la irritabilidad), labilidad emocional (tendencia al llanto), conducta híper-motriz, dificultades para seguir indicaciones y conductas, escollos en alimentación y sueño.

Los síntomas físicos, fatiga, dolor de cabeza, dolor de estómago, diarreas, falta de apetito o exceso, contestaciones alteradas, etc etc.

No se asusten padres, es una respuesta normal ante una situación que no pueden controlar, el aislamiento se alargó demasiado tiempo, el niño o adolescente no interactúa/o con sus compañeros y amigos; muchos saben que en la familia ha habido fallecimientos, que sus abuelos no pueden ser visitados  ni visitarlos. Este apartado vamos a llamarlo ansiedad por aislamiento o separación.

Todo aquello que sea nuevo, ocasiona temor.  He visto niños con fobia social.

—Deja -dice a su madre- mejor quedarnos en casa, al fin para que vamos a salir… Trabajo en casa de padres; el roce continuo hace que surjan discusiones… incluso mal trato de palabra. ¿Cómo no va afectar el encarcelamiento a bebés, niños y adolescentes? Estén vigilantes, dentro  embolsan patologías graves, que tratadas a tiempo se quedan en una alteración.

Menciono algunas:

—Preocupación excesiva y persistente por la posible pérdida de las principales figuras o  qué sufran un posible daño. 

 

—Preocupación persistente por la posibilidad que un acontecimiento adverso suceda.  

 

—Existencia negativa. 

 

—Resistencia a estar en casa solo o sin las figuras espejo.

 

 —Pesadillas repetidas con temática de separación o perdida.

 

—Quejas recidivas  con síntomas físicos (cefaleas, dolores abdominales, náuseas o vómitos)

 

La alteración provoca clínicamente malestar significativo o deterioro social y académico.Consulte

 

Entre los factores etiológicos (origen de)… cabe destacar la muerte de algún familiar, discusiones entre la pareja, enfermedad).  Psicopatología en los padres (ansiedad, depresión…sentimiento de angustia por falta de trabajo, dudas, perplejidad  Y todo  esto aliñado por una educación sobreprotectora.

La ansiedad y preocupación excesiva de los padres sobre los peligros que pueden acechar al niño, obstaculiza su desarrollo e independencia gradual de la figura paterno filial.

No dude en acudir a un profesional. Prevenir es mucho mejor que curar. Una sonrisa tiene el valor de la mejor medicina. Y muchas dosis de paciencia.