¡Me gusta el fútbol… Trailolailolailolá!

Son fechas donde uno se vuelve “trascendente” sea cual fuere el tema elegido. Vayas por donde vayas, te encontrarás con temas relacionados con “coronavirus”, directivos del fútbol tanto a nivel local como internacional que dan opiniones sin sentido acerca de la reanudación de las competiciones o su cancelación, con políticos de diverso cuño que intentan construir o destruir en función de su talante partidista y de paso hacernos “rehenes” de su falta de objetividad. En fin, un auténtico desastre para el ánimo deprimente de estas fechas “malditas”. Pero no hay nada peor que cada cual no asuma su misión queriendo “echar culpas” a un enemigo externo que nunca serán ellos mismos. O sea, intentan liberarse de la auténtica obligación del momento: Apoyar y dar confianza a los líderes. Incondicionalmente. . Por mi parte, me afilio a la idea del profesor Emilio Lledó cuando se preguntaba: ¿Para qué me sirve la libertad de expresión si no digo más que imbecilidades?”.

Ahora que no es posible ver fútbol, ni en televisión ni en el estadio, me apetece cantar aquella canción tan alegre y prometedora: “¡Me gusta el fútbol!”. Acabó siendo la propaganda amable de un anuncio televisivo  que nos animaba a ver fútbol televisado, eso sí con los mejores medios y con imágenes muy bien seleccionadas. Recordemos aquellas letras tan animadas, me lo imagino en boca de “Los Inhumanos”:

 

Me gusta el fútbol.

Los Domingos por la tarde es la mayor

De mis aficiones.

Me gusta el fútbol.

Con los gritos y los goles

Se desatan las pasiones.

Me gusta el fútbol.

Trailolailolailolá.

Me gusta el fútbol.

Me gusta el fútbol.

Me gusta el fútbol.

En casa.

Me gusta el fútbol.

Los Domingos por la tarde es la mayor

De mis aficiones.

Me gusta el fútbol

Con los gritos y los goles

Se desatan las pasiones.

Me gusta el fútbol.

Trailolailolailolá.

Me gusta el fútbol.

Me gusta el fútbol.

Me gusta el fútbol.

En casa.

Me gusta el fútbol.

Trailolailolailolá.

Me gusta el fútbol.

Me gusta el fútbol.

Me gusta el fútbol.

¡¿Qué pasa?!

 

Y para los más visuales, los que disponen de medios, les acompaño este vídeo con el que yo ya he disfrutado en estos días y puedan compartir el fútbol y la música que nos muestra el futbolero “Melendi”: https://www.youtube.com/watch?v=1g3_ulx3jaY . Es una manera de soñar con el deporte que tanto nos gusta y de paso olvidarnos por un rato de las cuestiones que nos afligen en este confinamiento necesario.

 

P.D.  Cuando ya estaba editado este artículo, informan los medios que falleció Michael Robinson, una persona tan entrañable y para siempre asociada con el contenido de mi artículo “Me gusta el fútbol”, allá cuando Canal + comenzó unos nuevos modos de retransmitir el fútbol. Pocos días antes de morir, Robinson nos transmitía: “No me han dado esperanzas”. En su cuenta de “twitter” impresiona el comunicado: “Nos deja un gran vacío, pero también innumerables recuerdos, llenos del mismo amor que le habéis demostrado. Os estaremos eternamente agradecidos por haber hecho a este hombre TAN FELIZ, nunca caminó solo. Gracias”. El hijo de Robinson, Liam, y a su familia les sorprendió y quedaron muy agradecidos de todas las muestras de cariño hacia Michael Robinson. "Ha sido acojonante. Cuando mi padre decía que mi padre se sentía español... ahora lo entiendo, ahora entiendo por qué España es tan grande. Se ha ido sintiéndose español. Ha sido impresionante todo el apoyo de todos, de todos los que han trabajado con él, es un orgullo tremendo".