Miércoles, 27 de mayo de 2020

El por qué estudiar cosmética y dermofarmacia

En un sector tan ligado al cuidado de la piel, es necesario apostar por profesionales con una alta cualificación que dominen los productos cosméticos, su composición, tipologías y usos y sean capaces de elegir el más adecuado a un tipo de piel u otro

La dermocosmética se ha convertido en los últimos años en una de las ramas con mayor crecimiento en la industria farmacéutica y cosmética. El Curso en Dermocosmética se presenta como una formación con gran proyección de futuro formando a profesionales que pueden desarrollar sus carreras en diferentes ámbitos y sectores como pueden ser laboratorios cosméticos, industrias farmacéuticas, clínicas dermatológicas, centros médicos o salones de belleza, entre muchas otras opciones.

En INESEM realizamos las formaciones con una metodología de aula virtual considerada uno de los mejores entornos de aprendizaje online y prestamos especial atención a la orientación profesional del alumnado para mejorar así su empleabilidad. 

Objetivos de la cosmética y dermofarmacia

El plan de estudios de los cursos en dermocosmética y dermofarmacia persigue 5 objetivos fundamentales en el sector que analizaremos a continuación.

Principios básicos en dermatología

Es fundamental contar con estudiantes formados y actualizados que conozcan la evolución y tendencias del sector cosmético en cada momento.

Por otra parte, quienes se dedican al mundo de la industria cosmética y farmacéutica, deben comprender la fisiología y alteraciones de la piel y conocer los componentes de las diferentes formas cosméticas para poder prestar un asesoramiento adecuado y un servicio de calidad a los clientes.

Estudio de productos cosméticos

En un sector tan ligado al cuidado de la piel, es necesario apostar por profesionales con una alta cualificación que dominen los productos cosméticos, su composición, tipologías y usos y sean capaces de elegir el más adecuado a un tipo de piel u otro.

Legislación y seguridad en el sector cosmético

Para llegar a ser un buen profesional del sector farmacéutico es fundamental estar al tanto de las normativas nacionales y europeas en materia de productos cosméticos, además de saber aplicar los protocolos de desinfección, esterilización y medidas de prevención que marque la legislación.

Tanto en el curso en dermocosmética como en el Máster en Cosmética y Dermofarmacia se tratan de módulos que cobran tanta importancia como los más técnicos o específicos.

Elaboración de productos cosméticos

En una formación completa que se ocupe de preparar a futuros especialistas en el sector, no puede faltar un área dedicada a la fabricación de los productos cosméticos. Aunque el técnico en dermocosmética no sea la persona que se encargue de elaborar los productos, tiene que estar al tanto de cómo son los estándares y procedimientos utilizados, además de conocer el proceso de fabricación desde el comienzo del mismo hasta la etapa de distribución o importación.

Gestión y marketing

Por último, en el máster se abarca también uno de los elementos formativos más necesarios hoy en día como es la gestión empresarial y el marketing especializado. Dos piezas clave en el desarrollo de un negocio que sirven para complementar los conocimientos y dar un paso más allá en el desarrollo de una actividad. 

Estudiar el Curso en Dermocosmética o el Máster en Cosmética y Dermofarmacia de INESEM se presentan como una de las mejores opciones para formarse en una profesión con una alta inserción en el mercado laboral y que con una constante demanda de profesionales cualificados.