Sábado, 6 de junio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Aris Marcos rechaza que haya ascensos de categoría sino se puede reanudar la temporada

Parece que la opinión generalizada entre los clubes es que los ascensos de categoría si se lleven a cabo

Los clubes de Ciudad Rodrigo siguen sin saber qué ocurrirá con las ligas que estaban disputando en el momento de decretarse a mediados de marzo el estado de alarma que acabó por paralizar sine die toda la actividad deportiva en nuestro país. Evidentemente, para los clubes de categorías inferiores ‘no hay tanto problema’, teniendo mayor relevancia el parón para las categorías superiores, en especial para el equipo Senior de Regional de Aficionados del Ciudad Rodrigo CF.

Tras empezar a hablarse de que las ligas se den ya por finalizadas, la opinión ‘mayoritaria’ es que evidentemente no se consume ningún descenso de categoría, pero sí se apuesta porque haya ascensos a categorías superiores para aquellos que estén en las primeras posiciones de las ligas.

Sin embargo, no todos los implicados en las competiciones son partidarios de ello, como el técnico del Ciudad Rodrigo, Aris Marcos, quién cree que si la actual temporada no puede reanudarse, debería declararse “nula, sin ascensos ni descensos: no se puede ascender con todos los puntos que aún tenemos en juego y dar el premio a dos equipos cuando quedan unos 33 puntos en juego y el mismo mérito e ilusión pueden tener los demás equipos que van en 3º, 4º, 5º, 6º, 7º, hasta 8º puesto”.

Según recuerda, el Ciudad Rodrigo concluyó la 1ª vuelta en 14ª posición, pero cuando se detuvo la Liga, iba 5º a sólo 1 punto del 3º y siendo el líder de la 2ª vuelta, apuntando que “tenemos la misma ilusión que el resto de equipos por subir a 3ª División, pero desde el césped, y si esta temporada no se acaba, se tiene que repetir por sentido común y por respeto al resto de clubes: los ascensos a falta de 11 jornadas como en nuestra competición se deben ganar en el terreno de juego y no regalar porque eso es muy injusto para el resto de clubes”.

 

Como alternativa, plantea “un playoff a partido único” para rematar la temporada, aunque insiste en que “lo más lógico” es darla por finalizada “para que no tengamos ningún positivo ningún equipo”. En este sentido añade que “hay muchísima gente que ha fallecido y muchísimas personas que se están jugando la vida cada día”.

Mientras que de 2ª División B para abajo cree que no se va a reanudar “porque los intereses económicos no son tan grandes”, en lo que se refiere a 1ª y 2ª División cree que “jugarán en cuanto lo decreten; seguro que se reanudarán y se finalizarán, pero sencillamente solo por los intereses económicos tan enormes que hay, aunque todo el mundo sabe empezando por jugadores, presidentes y entrenadores que es una elección muy arriesgada y errónea”.

En este sentido, se muestra de acuerdo con las declaraciones efectuadas por Fali, jugador del Cádiz, Suso, del Sevilla, o Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, quiénes se han mostrado contrarios al regreso de la competición: “si no hay una seguridad plena, cómo se van a exponer a perder sus vidas o las de sus familiares”, criticando asimismo que a esos jugadores de élite se les quiera hacer un test cada tres días: “hay muchísimas personas que se están jugando la vida cada día y no tienen ni un triste test; es una falta de respeto muy grande al resto de personas; amo y quiero al fútbol pero esto es una aberración muy grande”.

En el escrito en el que expresa su opinión sobre la finalización de la temporada, manda abrazos a sus jugadores (en especial a Adrián, “sanitario y un auténtico guerrero”), a su cuerpo técnico (en especial a Enrique Sierra, “que trabaja con ilusión y a destajo por salvar vidas”), a todos los jugadores y técnicos del Club (en especial a Ricardo por su trabajo diario con la ciudadanía y a Carlos Conde), a los directivos (en especial a Jesús Caracillo y Manolo “por su día a día en sus respectivos trabajos”), y a todos los socios, aficionados, patrocinadores y colaboradores.