Miércoles, 27 de mayo de 2020
Las Arribes al día

El Ayuntamiento de Vitigudino decide suspender la celebración del Corpus

La alcaldesa añade la posibilidad de que no se puedan celebrar otros actos festivos a lo largo del año, lo que parece bastante probable en estos momentos

El Ayuntamiento teme incluso que no se puedan celebrar otras fiestas en lo que queda de año / CORRAL

Era una decisión que se veía venir tras el anuncio de la Diócesis de Salamanca de suspender las comuniones y ayer la del Ayuntamiento de Pamplona de suspender por el momento la celebración de San Fermín en el mes de julio.

Así pues y ante la evolución que está tomando la salida de la pandemia de coronavirus, el Ayuntamiento de Vitigudino suspende la celebración del Corpus, las fiestas de mayor arraigo entre los vitigudinenses y que iban a celebrarse entre el 10 y el 14 de junio, a la vez que no puede asegurar que se puedan celebrar otros actos festivos a lo largo del año, lo que parece probable en estos momentos.

En un comunicado, la alcaldesa de Vitigudino, Luisa de Paz, anuncia que “debido a las circunstancias tan graves e inusuales a las que nos enfrentamos con la actual pandemia que nos afecta a todos, nos vemos en la obligación de suspender, con todo el dolor que esto con lleva, las Fiestas del Corpus”.

En el comunicado emitido por el Ayuntamiento, la alcaldesa señala que “aparte de ser una decisión obligada es una decisión responsable ya que la salud de todos los vitigudinenses y visitantes en esos días, está por encima de todo”, y añade que “no podemos asegurar si a lo largo de este año se podrán celebrar actos festivos, por la gran afluencia de público que suele asistir. En el peor de los casos retomaremos la tradición festiva al año que viene con la misma ilusión. Siempre y cuando las autoridades competentes den la autorización para celebraciones”.

Por último, Luisa de Paz asegura que “nos duele y mucho, no sólo por el daño económico sino por la gran vinculación emocional que tiene para todos nosotros; sin duda, es una de nuestras señas de identidad que más nos une”, para concluir dando ánimos y el deseo de poder dar “un abrazo” real a todos y cada uno de los vecinos.