Jueves, 13 de agosto de 2020

Micro historias: Día del libro

¿Por qué el 23 de abril es “EL DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO”? Supuestamente coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega (el Inca)  año del Señor 1616. Lo que no suele recordarse tan frecuentemente es que el inventor del Día del Libro fue el editor vallanquero Vicente Clavel Andrés. Nacido en 1888, fundó en Valencia en el año 1916 una empresa  con el nombre del célebre escritor: Editorial Cervantes.

La lectura alimenta la imaginación y favorecer la concentración, ayuda a mejorar habilidades sociales, como la empatía. Aprende a identificarse con los personajes de las historias que lee y, está predispuesto a abrirse a otras vidas que enriquecen siempre la suya.  Leer es divertido. Los libros educan, dan tema de conversación, proporcionan compañía. Con un libro entre sus manos jamás se sentirá solo.

Estimándose que la edad ideal para el aprendizaje de la lectoescritura es en torno a los 6 años, ¿Qué mejor regalo que un buen libro?

Feliz “Día del Libro Virtual con ésta fabula”

 

BUSCANDO PALABRAS

 

Erase que se era, una feliz mañana de primavera, la maestra lechuza “Chuza” anunció a sus alumnos. 

—Queridos niños, hoy en vez de quedarnos en clase literatura, vamos a salir al campo. Mi propuesta es  “la búsqueda del tesoro de las palabras”. Todos saldremos al bosque e intentaran encontrar  cinco tarjetas, ocultas entre las retamas blancas. Ayudándose de pistas que os iré dando.   Lo primero voy a formar equipos por colores:

El blanco capitaneado por la ardilla Dilla” el negro por el ratón Bolo. “El Chirimbollo”

En el equipo blanco iba el burrito Pepo. 

—¿Y las pistas seño…?

—Ahora os las iré dando. La primera:

 “Está en la parte baja… del chamizo de paja”. 

Bolo, reunió a su grupo y preguntó:

— ¿Qué es un chamizo?

Nadie lo sabía, por lo que salieron aturdidos a buscar algún montón de paja.   

En el equipo blanco, Casca,  hizo la misma pregunta:

— ¿Qué es un chamizo seño? ¡Por fa!.... ¡Vaya pista más rara que nos ha dado!

Galileo, con la timidez que le caracteriza, muy bajito, como no queriendo molestar: es una especie de cabaña o choza.

— ¿Cómo lo sabes Gali?

— ¡Ah! lo leí en Aventuras del bosque. Es el lugar donde el enano Dido se refugia de la lluvia.

Todos recordaron la casita que había cerca de los eucaliptos y salieron corriendo.  Al poco tiempo, ya tenían la tarjeta en su poder y esperaban la 2ªpista.

Estaba en una piedra grande en el recodo del río.  Ninguno sabía que significaba recodo y otra vez Gali…

— Seño, sé que significa "recodo" ¿Puedo decirlo?

—Pues claro que sí Galileo.

— ¿Y que es listillo?  Dice “Dilla” la ardilla.

—¡Pues, pues…! es la curva que hace un río,  lo leí en el libro “Naturaleza salvaje”. Volvieron a aventajar al equipo negro.

Bolo y su grupo tampoco pudieron encontrar la 3ª pista que se encontraba escondida en un "arcón", desconocían que es igual a un baúl, ni la  que se escondía en el hueco de la "secuoya" porque ni siquiera sabían que se trataba del castaño que tenían delante de sus naricillas. Que era muy alto 115 metros, y que su nombre fue dado en homenaje al jefe cheroqui Sequoyah.

Para terminar el juego, faltaba la última pista: “En el manantial sonoro encontrareis el tesoro”. Al oírla, Casca se puso muy contenta.

— ¡La sé, la sé! ¡Esta no me la quita nadie! "Manantial" Es la fuente que nace de la roca! ¡Exclamó llena de alegría! Venía en uno de los cuentos que mi madre me leía antes de dormir.

—Muy bien señorita Casca y señor Galileo. Veo que son ustedes grandes amigos de los libros. Para los que han perdido, quedaros con este refrán

El que lee mucho, va por delante, el otro es un ignorante.

¡Feliz día chicos!

Entre ellos comentan  -Ha sido una clase preciosa, cuánto hemos aprendido.