Miércoles, 27 de mayo de 2020

Privada y concertada, contra el "aprobado general", instan a los alumnos a seguir trabajando online

Los centros consideran que la medida consensuada por el Ministerio con las Comunidades no es adecuada
Aula en un colegio de San Sebastián de los Reyes (Madrid) - AYUNTAMIENTO DE SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES

Asociaciones de centros educativos de titularidad privada y concertada se muestran críticas con una de las medidas acordadas por el Ministerio de Educación y las consejerías autonómicas, como que este curso la repetición sea una excepción, algo que interpretan como un "aprobado general" a los alumnos, y han instado a los estudiantes a seguir trabajando desde sus casas.

Así, para la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE), la educación "es más un sistema de adquirir competencias y conocimientos útiles y actualizados que una manera de acceder a un título". "Un aprobado general puede facilitar a los alumnos lo segundo, pero es evidente que no cumple con lo primero", indica la entidad.

Según destaca la ACADE, "tanto a nivel metodológico como tecnológico, los centros privados no sostenidos con fondos públicos disponen de medios suficientes para realizar la evaluación de sus alumnos teniendo en cuenta la parte presencial que se impartió hasta marzo y la parte 'online' que se está desarrollando ahora con la máxima calidad, garantizando la justicia de esa evaluación".

ACADE apunta que, en ese sentido, se pueden evaluar los conocimientos de los alumnos confinados en casa por la pandemia de coronavirus "por medios distintos a las pruebas presenciales mediante test 'online', proyectos de investigación, trabajos realizados, exámenes orales a distancia, etc". Por ello, pide que se evalúe con estos métodos antes de recurrir al "fácil" expediente de otorgar el "aprobado general".

Por su parte, la Asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE) asegura que la actividad educativa a distancia continuará en sus colegios "de forma exigente y ajustada a las circunstancias y herramientas" de las que disponen, por lo que recomiendan a familias y alumnos que sigan esforzándose en este periodo de confinamiento en casa.

De hecho, advierte de que desde sus centros se continuará avanzando en la materia programada durante este último trimestre, a través de clases virtuales y del apoyo continuo de sus profesores. Es más, aseguran que secundarán "cualquier propuesta que facilite un especial soporte para aquellos alumnos que están teniendo grandes dificultades en el acceso a las clases no presenciales".

"La repetición ha sido siempre una medida excepcional en los centros privados independientes, pues los estudios internacionales ponen de manifiesto su escasa efectividad --manifiesta--. Consideramos que estamos ante una oportunidad en la historia de la educación para reflexionar sobre la importancia que se le da a la evaluación y a la repetición. El deber de los educadores es motivar a los alumnos al gusto por aprender, no solo por aprobar".

APERTURA DE CENTROS EN JULIO
Con respecto a la posibilidad de abrir los centros en el mes de julio para dar clases y actividades de refuerzo, tanto ACADE como CICAE están de acuerdo con esta medida.

"Habida cuenta de los muy distintos escenarios que se presentan a las empresas educativas privadas, la petición de ACADE se concreta en que aquellos centros que lo consideren necesario puedan ampliar el calendario escolar durante el mes de julio", señalan desde la asociación, que pide "flexibilidad" para que cada centro educativo pueda usar su autonomía en beneficio de sus alumnos y familias, y siempre desde la voluntariedad.

CICAE también está de acuerdo en esto: "Los alumnos también están trabajando y siguiendo sus clases, por lo que compartimos la decisión de no alargar el curso escolar más de lo imprescindible y que la excepción sean las actividades de refuerzo que ayuden a quienes han sufrido mayores dificultades en la educación a distancia".

LOS CENTROS CATÓLICOS NO OPINAN
Por otro lado, Escuelas Católicas prefiere no valorar las medidas acordadas en la Conferencia Sectorial de Educación sin antes estudiar el contenido definitivo de la próxima Orden Ministerial y las adaptaciones que haga cada comunidad autónoma.

En este sentido, lamenta que en la situación actual, "la suma de las declaraciones del Ministerio de Educación y de las consejerías de Educación de las comunidades autónomas estén generado una mayor confusión".

Aun así, recuerda que "no es responsable ahondar en las desigualdades territoriales ni generar la sospecha de diferencias de trato entre centros".

En cualquier caso, la patronal de centros concertados asegura que va a seguir trabajando para que cada alumno "aproveche al máximo las nuevas oportunidades de aprendizaje en este periodo convulso".