Sábado, 6 de junio de 2020

Cartas de los lectores

Nunca dejes de creer

Ahora nos conectamos a través de whatsapp, y hemos descubierto las videollamadas, que nos hacen sentir más cercanos y observar cómo está la persona detrás de la cámara

Este pensamiento, tan fácil y tan difícil al mismo tiempo, se ha convertido en un lema para las personas que formamos parte del programa de Acompañamiento Integral de la Asociación Salud Mental Salamanca AFEMC. Mi nombre es Nuria, soy educadora social, y llevo a cabo una serie de intervenciones en el domicilio para favorecer la autonomía personal de las personas con problemas de salud mental.

Hace un mes, mi día a día era acudir a los diferentes domicilios de los usuarios que integran este programa y acompañarlos en sus rutinas.  Acompañarlos en la organización de las tareas del hogar y las habilidades de la vida diaria, el auto cuidado personal, el control y seguimiento de la medicación, acompañamiento a citas medicas, a servicios comunitarios (transporte, biblioteca, ayuntamiento, tiendas, supermercados,.. lugares comunes que para ellos presentan dificultades ). Apoyarlos en la gestión económica y supervisión de compras, controlando la impulsividad y la pasividad; pero sobre todo darles la confianza en sí mismos para la toma de decisiones y poder realizar su día a día.

 «Es una ayuda muy buena para mi, la organización de las comidas , preparar el menú semanal. Agradezco mucho tu apoyo en el sentido emocional, tu buena disposición conmigo, tu entusiasmo que me hace ver la vida con mas optimismo y alegría. Me haces sentir más orgullosa de mi misma».

Ángela (usuaria del programa)

Sin olvidar también el ocio y tiempo libre, que muchas de las personas con problemas de salud mental no saben gestionar adecuadamente y desconocen los recursos que hay en la propia ciudad.

Un mes después, me encuentro en casa teletrabajando, intentando solventar, con los recursos de los que disponemos, los apoyos que se estaban haciendo. Ahora nos conectamos a través de whatsapp, y hemos descubierto las videollamadas, que nos hacen sentir más cercanos  y observar cómo está la persona detrás de la cámara. Nuestras prioridades no han cambiado, hay que seguir mejorando la calidad de vida pero, eso sí, dentro de nuestro propio domicilio. Seguimos trabajando las habilidades de la vida diaria y una organización de nuestro tiempo libre para llevar lo mejor posible  el confinamiento; pero sobre todo la cercanía y apoyo emocional.

Salud Mental Salamanca Afemc es una gran familia que, especialmente en estos momentos, quiere y necesita apoyar, estar presente en el día a día y construir una sociedad sin prejuicios y sin estigma.

«Os contaré el plan integral que estamos haciendo Nuria, y yo y que me está sirviendo de mucha ayuda. Una vez por semana quedamos en la asociación u otras veces viene a mi casa (ahora todo a través de teléfono). Hacemos los menús de comidas y cenas para toda la semana y programamos tareas de limpieza. Así mismo, cuando he tenido que ir a algún Organismo Oficial me ha acompañado gustosamente, siendo para mí un gran apoyo. Gracias Nuria».

Leo (usuario del programa)

 

Los ánimos no decaen nos gusta saludarnos y despedirnos todos los días con una frase bonita y/o una canción; mi aplauso es para ellos y ellas.

Desde la asociación también se ha habilitado un teléfono que permite realizar consultas sobre SALUD MENTAL a toda persona que estime necesario un asesoramiento o ayuda en estos días. Los números para contactar con este apoyo son: 639065576 y 923190150.

 

Nuria Martin Grande

Programa de Acompañamiento Integral

SALUD MENTAL SALAMANCA AFEMC