Jueves, 4 de junio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Diócesis facilitará “al máximo” la recuperación de los sacramentos aplazados en primavera

Por ejemplo, para las confirmaciones programadas para los meses de abril y mayo se fijarán nuevas fechas en diálogo con confirmandos y familiares

La cuarentena para frenar la propagación del coronavirus está afectando de lleno a la impartición de sacramentos prevista para estos meses de abril y mayo, especialmente Primeras Comuniones y Confirmaciones, que se suelen concentrar cada año durante el Tiempo Pascual (es decir, durante las semanas comprendidas entre el Domingo de Resurrección y el Domingo de Pentecostés).

Ante la situación creada, la Vicaría de Pastoral de la Diócesis de Ciudad Rodrigo ha remitido una carta a los sacerdotes diocesanos para que, en diálogo con los padres y catequistas, procedan a posponer las celebraciones previstas para las próximas semanas como opción “más sensata”, ya que posiblemente en mayo tampoco sea posible realizar actos con aglomeración de personas.

De momento, las celebraciones se posponen “sin fecha fija”. Cuando “esté clara la situación”, se podrán empezar a fijar fechas para recuperarlas, mostrando la Diócesis de Ciudad Rodrigo su disposición a “facilitarlas al máximo”. De este modo, se expone que, si en verano ya hubiese una normalidad social, las celebraciones “podrían tener lugar a partir de esas fechas y más adelante, siempre consensuando entre todos”.

En este sentido, para las confirmaciones programadas para los meses de abril y mayo se fijarán nuevas fechas en diálogo con confirmandos y familiares; mientras que en el caso de las bodas, las nuevas fechas de los enlaces se decidirán “por parte de los novios en diálogo con los párrocos”.