Miércoles, 27 de mayo de 2020

Los dúos ibéricos que triunfan por tierras de Portugal

Vanesa Martín y Matias Damásio, Antonio José y Diogo Piçarra, Carminho y Pablo Alborán…los duetos hispano-lusos tienen recorrido, sobre todo, por territorio luso
Vanesa Martín y Matias Damásio en el videoclip de "Porque queramos vernos"

Cada vez son más frecuentes los duetos entre artistas del ámbito ibérico. Tal es el caso de la compositora y cantante Vanesa Martín que interpreta a dúo con Matias Damásio el tema “Porque queramos vernos”. La andaluza y el angoleño son un ejemplo más de las colaboraciones musicales en lengua española y en portugués. En el caso de los españoles, la mayor parte de las veces se trata de artistas andaluces.

Uno de los ejemplos que iniciaron esta serie de colaboraciones ‘ibéricas’ que se tornaron moda, fue la protagonizada por Mariza y Miguel Poveda, invitados por el genial Carlos Saura en su película “Fados” (2007). El tema “Meu fado meu” son palabras mayores en el panorama musical. Dos grandes bajo el prisma de la personalísima sensibilidad de Saura, en un juego de colores, escenas, coreografías y mixtura, mucha mixtura.

Probablemente, la raíz del fado y del flamenco se encuentre en el mismo lugar. Ambos contienen una fuerza transformadora que parece tener el poder de llegar al núcleo de la célula. Vivenciar el drama, el dolor, para liberar el alma. Tanto el flamenco como el fado se sumergen en la pena, disolviéndola por combustión.

Dijo Carlos Saura cuando estrenó su película que con ella pretendía ahondar en los orígenes y presentar nuevos intérpretes de esta música de Portugal, que sigue viva por su fuerza y honestidad, tan desgarradora que “basta observar el sentimiento de los fadistas, que, casi todos, cantan siempre con los ojos cerrados", contaba Saura.

Un caso curioso es el de la bailaora Marta Chasqueira, una bailaora portuguesa de flamenco. Ha coreografiado varios fados, haciendo más evidente la esencia que los vincula y resaltando la matriz femenina de estas artes, proponiendo una simbiosis canalizadora, casi podríamos decir, indagando en su posible función terapéutica. Así lo hizo con el fado “Maldição”, de Gisela João, que rezuma autenticidad, sencillez y armonía.

Pero, aparte de la senda racial, está la vía romántica, que es la que siguen muchos de los intérpretes luso-andaluces. Además de los ya mencionados Vanesa Martín y Matias Damasio, uno de los primeros dúos que inauguró esta cadena fue el formado por Carminho y Pablo Alborán, que en 2011 tuvieron un gran éxito tanto en España como en Portugal con su tema “Perdóname”. Eso permitió al malagueño introducirse en el mercado portugués, donde ha ofrecido numerosos conciertos desde entonces y a la lisboeta en el mercado español, aunque con menor recorrido.

Las colaboraciones ibéricas parecen favorecer más a la parte española del dúo, que acaba por darse a conocer en el mercado portugués en solitario, tal vez porque los portugueses están más habituados a escuchar música en castellano, bien procedente de España, bien de Hispanoamérica.

Será por eso que la mayoría de estos duetos se graban en dos versiones: la versión mitad en castellano, mitad en portugués, y la versión totalmente en castellano.

Así sucede en el caso de “A dónde vas”, que ha unido al algarvío Diogo Piçarra y al andaluz Antonio José. Ambos son compositores e intérpretes de sus propias canciones y comparten una historia común, pues los dos se dieron a conocer con su paso por programas de televisión del ámbito musical. 
  • Marta Chasqueira bailando "Maldição", de Gisela João/ MARTA CHASQUEIRA