Jueves, 13 de agosto de 2020

Más chula que el ocho

Cuando mis hijos tenían cuatro, y diez años, echaban la culpa de todos alguna mala nota, desobediencia, llamadas de atención del colegio, mentirijillas etc a los otros, ellos eran incapaces de hacer algo mal. La responsabilidad era de los profes, de sus compañeros… Crecieron y por supuesto que ríen cuando recuerdan o les recuerdos aquellas lejanas actitudes. Son responsables de sus hijos y hogar. Aceptan las equivocaciones con humildad y como algo natural -somos humanos madre- Desde muy niños, machaconamente repetía: errar es de humanos pero empecinarse en el error, es del género necio.

 Ahora me refiero a la señora vicepresidenta Clavo “Os va la vida bonitas, os va la vida, matan más los hombre que el coronavirus” Se hicieron campañas en todos los medios de comunicación, la importancia que tenía el 8 de Marzo de 2020 ¿Mereció la pena -como dicen- correr este terrible y mortífero riesgo? No señoras socialistas y comunistas, miles de víctimas inocentes de sus mamarrachadas están cayendo diariamente y no por haber vivido muchos años, ni por ser varones. El microscópico virus que mata, no mira clases ni edades. Los daños económicos serán incalculables y mires que el señor Garicano –le oí  hablar en directo- fue suave con el Gobierno. Pensó que no regodearse en el lodo iba a salvar las empresas, pues no señor, Sanchez y su costalero Iglesias están empeñados en hacer de España una Cuba o Venezuela, ya estamos con la propiedad privada, que…ponga el chalate de Galapagar a disposición de los indigentes, que abra la casita de invitados para ellos…no eso duele, lo suyo es de él y su novia. Pero la cosa ya comenzó a traer consecuencias trágicas, nuestros médicos, enfermeras, intensivistas, mires, están necesitados de terapias relajantes, alguno en 5 años  en la UCI, no había visto morir a ningún paciente, hoy se le fueron en menos de 8 días 16.Los médicos están desbordados. Las enfermeras no dan abasto, lloran ante la partida de un enfermo que no se ha podido despedir de la familia, de la familia que dice: dele besos de parte de X Terrible. Necesitan loracepan o lexatil para conciliar unas horas de sueño. El ministro regional de Finanzas de Hesse, Thomas Schaefer, de 54 años, casado y con dos hijos, dejó una carta de suicidio. Primera víctima relacionada con política… que sepamos. Va ser muy duro recuperar nuestro equilibrio, por mucha publicidad y buen hacer de gentes solidarias animando a que no pisemos la calle “Quédate en casa”. Nacimos para relacionarnos, el aislamiento extremo, distorsiona la mente, hace que desvarie, tenga alucinaciones, bajen las defensas, surjan muertes prematuras. En la conexión humana, radica nuestro bienestar. Observen los que tienen animalitos  de compañía ¿están estresados? ¿No lo han notado? pues sí. No se despagan de la persona que creen puede protegerlos, comen en exceso, duermen demasiado, sus miradas antes alegres, ahora son tristes… ¡Hasta cuando el confinamiento! Saldremos de la pandemia, claro que sí, pero muy, muy dañados.

A la señorita señorita Montero decirle que coge carrerilla, como una párvula, y no hay quien la siga o deja meter codo. Lleva aprendía la lección y hasta el final del discurso insufrible y demagógico, no para la chica. No se dan cuenta los comunistas y sanchistas, que si hubieran hecho caso a la ONS el 8 de marzo negro, aplicando QUEDATE EN CASA, cuántas muertes inocentes se hubieran evitado. Ni se lo plantearon, la Ley de la muchacha Irene, llegada a ministra, por ser pareja de iglesias, cumplió su farragoso y criminal capricho. Una nación de ovejas engendra un gobierno de lobos.

Irene, destaca por  prepotente, se nos presentó después de la cuarentena mas chula que un ocho. Todos sabemos que quiere decir “más chula que un ocho” nació en el Madrid natal de Montero.  El verdadero sentido de esta expresión, no lo sacó ella, no, es demasiado vulgar, para mente tal lucida. Nos remontamos en comienzos de siglo XX .Madrid tenía un tranvía, número ocho, que recorría la capital, desde Sol hasta San Antonio de la Florida. En su itinerario pasaba por algunos puntos como la Calle Preciados, la Plaza de Santo Domingo, la Calle de Leganitos  y los paseos de San Marcial y San Antonio de la Florida. Esta línea era la que utilizaban los típicos castizos y chulapos para ir al baile del Parque de la Bombilla y cada 15 de mayo, a la festividad de San Isidro. En esta señalada fecha  tan especial para los gatos, los vagones se llenaban de madrileños vestidos con su traje típico (clavel en la solapa incluido) las mujeres, todas  elegantes, con sus inconfundibles mantones a los hombros. Las personas que vivía por la zona del Manzanares y veía pasar los “números ocho” llenos de chulos y chulapas, fueron las primeras en acuñar la expresión. Con cierto humor e ironía, enfatizaban el hecho “no podía existir algo con más chulería que un tranvía repleto de chulapos”. Una expresión que pronto dejó de ser exclusiva de Madrid y que ahora se puede escuchar en cualquier lugar de España.

No fue solo Pablo Turrión y sus cuates, Pedro es Presidente del Gobierno. Todos vimos como el Covid-19 segó vida en China…bueno, eso queda muy lejos... luego se acercó a Italia que está cerquita, aquí el desgobierno seguía empecinado en decir que “todo controlado” Sanchez seguía intentando darnos la pastillita dorada y hacernos ver que “España es diferente”. Su tozudez extrema nos llevo a lo que hoy sufrimos. El autoengaño, algo habitual en él por ser un narciso de libro, él y su gobierno  tendrán la página más negra en la historia, ignominia, deshonor y el desprecio a los ciudadanos. No podemos olvidar que la venganza del narcisista es como si pasara un ejército por su casa. No va dejar adversarios. Casado le tiende la mano y Sanchez se la corta. ¿Le siega algún miembro a independentistas, nacionalistas, separatistas, rufianes, joaquines?  No, son los hombros que le sostienen en el cargo.

A Fernando Simón, -hoy positivo- Le doy fe, que no me alegra, pero le recuerdo animando a los españoles/as/os a acudir el 8-M y desear “que sea un éxito” Demuestra que los expertos se avinieron a anteponer sus carreras a la seguridad epidemiológica de sus conciudadanos. Desde finales de febrero se conocía perfectamente la descomunal magnitud que se nos venía encima, tal y como reconoció el propio Illa.

Pidan perdón, es de gente  buena decir que la han formado parda, reconozcan que no están preparados para la gestión. ¿Chulos? solo el antiguo 8 de Madrid.

 

“Mi corazón y mi alma lloran su perdia D.Fructuoso”. Nos reencontraremos en la Luz que no se apaga con la muerte. Nos deja su legado,sus palabra. Gracias.