Miércoles, 27 de mayo de 2020

“Repugnante”, la palabra usada por António Costa para defender a España en la Unión Europea

Frente a las acusaciones del ministro de Finanzas holandés a España relacionadas con la crisis del coronavirus

El primer ministro portugués António Costa/ Foto: João Bica

El primer ministro portugués, António Costa, respondió de forma contundente al ministro de Finanzas holandés, que afirmó ayer jueves que la Comisión Europea debía investigar a países como España por no tener capacidad de respuesta frente a la crisis del coronavirus.

En la reunión mantenida por los 27  ministros del ramo a través de videoconferencia, Wopke Hoekstra, ministro de Hacienda holandés, sugirió que países como España debían ser investigados por no tener margen económico para hacer frente a la crisis provocada por el nuevo coronavirus, a pesar de que en la zona euro se ha estado creciendo durante los últimos siete años.

Al término del Consejo Europeo, celebrado por videoconferencia, el primer ministro portugués no disimuló su enfado ante estas insinuaciones del ministro holandés, referidas a países sureños concretos, como Italia y España. “Ese discurso es repugnante en el marco de la Unión Europea. La palabra es ésta: repugnante. No estamos para volver a escuchar a ciertos ministros de finanzas como aquellos que tuvimos que escuchar en 2008, 2009, 2010 y años consecutivos”, señaló António Costa, enlazando las polémicas palabras de Wopke Hoekstra con las que realizó en su día el que fuera también ministro holandés de Hacienda, Jeroen Dijsselbloem, sobre los países del sur, insinuando que gastaban el dinero en copas y mujeres.

“No fue España quien creó el virus, el virus nos ha alcanzado a todos por igual”, dijo categórico António Costa, “esa respuesta es una absoluta mezquindad, que mina completamente la base de la Unión Europea”.

Este Consejo Europeo fue dedicado exclusivamente a la pandemia de coronavirus, sobre todo, a sus consecuencias económicas y sociales.

En relación a las fronteras internas de la Unión Europea, António Costa puso como ejemplo la coordinación entre España y Portugal en su control, “España y Portugal son un caso ejemplar por la forma como, de un modo organizado, simultáneo, sin decisiones unilaterales, cerraron la frontera a todo lo que no sea la libre circulación de mercancías y trabajadores trasfronterizos”, apuntó.