Jueves, 2 de abril de 2020

Las empresas de la madera de Salamanca piden nuevas medidas para garantizar su continuidad

Han remarcados propuestas como la de unificación de la normativa para que puedan acogerse a los ERTEs
FAMSA propone una serie de medidas para "garantizar la continuidad de este tipo de empresas"

La Federación de Asociaciones de la Madera de Salamanca (FAMSA) ha pedido a las administraciones que "tengan en cuenta las medidas propuestas para poder así garantizar la continuidad laboral y económica de estas empresas durante el estado de alarma causado por el COVID-19".

De forma expresa, ha remarcado propuestas como la de unificación de la normativa para que puedan acogerse a los ERTEs por fuerza mayor, de tal forma que "en aquellas empresas que no puedan desarrollar su actividad por motivos organizativos o de producción motivados por el COVID-19 puedan acogerse a este ERTE sin que haya dudas en su concesión".

Asimismo, ha defendido que los ERTEs sean de aplicación a partir de la fecha de inicio de la declaración de alarma, agilizar y reforzar los medios telemáticos para la solicitud de ERTEs, que el procedimiento para obtener el cese de actividad a los autónomos "sea de oficio y con carácter retroactivo a la fecha de declaración de alarma".

También, aplazar sin intereses el pago de todos los impuestos y cuotas de autónomos, incorporar a todas las empresas del sector en las líneas de financiación habilitadas por el Gobierno para el COVID-19 y permitir el desplazamiento de más de un trabajador en un vehículo, "cuando sea necesario para la realización de los trabajos", siempre que éstos cumplan con las condiciones de seguridad.

Por todo ello, FAMSA ha reseñado que es "imprescindible" incorporar esta serie de propuestas para "garantizar la continuidad de las empresas, respetando siempre, las medidas preventivas indicadas por los organismos públicos".