Domingo, 20 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Ocho personas elaboran en Ciudad Rodrigo máscaras de protección con impresoras 3D

Están empleando un total de 11 impresoras para producir al menos una treintena de máscaras diarias

La ola de solidaridad que ha surgido entre la ciudadanía durante esta obligada cuarentena está teniendo como destinatarios especiales los profesionales sanitarios y aquellos que trabajan en sectores relacionados con la atención a otras personas, como por ejemplo, los trabajadores de las residencias de ancianos.

A todos ellos van destinados por ejemplo las mascarillas que están elaborando un amplio número de mirobrigenses a partir de la iniciativa de Textiles Acosta, y también las máscaras que han empezado a fabricar en Ciudad Rodrigo gracias a impresoras 3D otro grupo de 8 personas, que espera producir al menos una treintena de máscaras diarias para distribuirlas en función de las demandas que ellos mismos están recogiendo.

Según explica uno de los implicados, Simón Martín Bartolomé, la iniciativa tiene su origen en el ámbito educativo, en concreto en la propuesta abierta realizada a través de las redes sociales por el Centro de Formación e Innovación Educativa (CFIE) de Burgos. Al verlo, se puso en contacto con los promotores originales (de la Universidad de Burgos), descubriendo que ya se estaban organizando grupos de trabajo (a través de Telegram) en todas las provincias de Castilla y León, incluido en Salamanca, pero que no había nadie involucrado en Ciudad Rodrigo.

 

A nivel local

Consciente de la dificultad que podía implicar que acudiesen a Miróbriga a recoger las máscaras que él pudiese elaborar, decidió mover la iniciativa en el ámbito local, realizando un llamamiento a través de las redes sociales del CFIE de Ciudad Rodrigo donde trabaja buscando interesados en unirse también en estas tierras a la producción de estas máscaras en 3D (por ejemplo, Simón Martín ya empezó el viernes a fabricar, al igual que Pepa Sierra, del IES Tierra).

Asimismo, a nivel del CFIE, se puso en contacto con miembros de la comunidad educativa mirobrigense, con buena respuesta. Por ejemplo, el IES Fray Diego Tadeo, que tenía una impresora, la ha cedido a una persona para que le dé uso estas semanas, mientras que el IES Tierra de Ciudad Rodrigo ha puesto a funcionar las dos con las que cuenta. Asimismo, se ha sumado a la iniciativa Civitas Animación Teatral, cediendo las dos impresoras 3D que había en el Espacio i (que actualmente no se estaban usando).

Junto a otros particulares que cuentan con una impresora de este tipo en sus hogares, y que ya estaban en ello, se han ‘reunido’ por el momento 11 máquinas que a cargo de 8 personas están fabricando continuamente máscaras de protección, empleando en cada una unas 2h.30’-4 horas (dependiendo del tipo de impresora). En la jornada del martes (primer día ya con todo totalmente organizado), entre todos los involucrados consiguieron imprimir 32 máscaras, esperando poder obtener una cantidad similar cada día.

Aquellas personas de Ciudad Rodrigo que tengan una impresora 3D en sus casas y quieran sumarse a la iniciativa, pueden hacerlo escribiendo a la dirección de correo electrónico 37700022@educa.jcyl.es. Para esta elaboración se está contando asimismo con la colaboración –a través de Afecir- de mercerías que han donado gomas para ajustar por detrás las máscaras.

El reparto

Una vez las máscaras están hechas, el siguiente paso es su distribución entre aquellos que lo necesitan. Para estas tareas han encontrado asimismo muy buena predisposición. Para empezar, la empresa MRW se ofreció a recoger por los respectivos hogares las máscaras que se están fabricando. Estas máscaras son llevadas al Parque de Bomberos, donde, tras solicitárselo los involucrados en la iniciativa, se encargan de desinfectarlas y de llevarlas allí donde se les indica (de momento se ha empezado por las residencias).

En lo que respecta a estos lugares de distribución, se están repartiendo según las demandas que el grupo está recibiendo (en concreto la persona que está encargado de recopilar las peticiones y organizarlas en función de su urgencia es Sandra Corvo). Simón Martín Bartolomé apunta que tienen previsto ir distribuyendo las máscaras por las residencias de ancianos (tanto de Ciudad Rodrigo como de la comarca), los ambulatorios de toda la comarca, y supermercados y pequeños comercios, en definitiva, “la gente que está de cara al público”.

Unido a la iniciativa de la Policía Local (que ha pedido la cesión de cascos adaptables), espera que “todo el mundo pueda estar atendido” arrimando todo el mundo el hombro.