Jueves, 2 de abril de 2020

La Junta traslada de manera temporal efectivos del Hospital de Béjar al Complejo Asistencial de Salamanca

Ante la crisis provocada por la enfermedad del Covid-19, se hace necesario disponer del personal sanitario en la capital procedido a trasladar a 2 médicos de Urgencias, un especialista en Medicina Interna, 17 enfermeros y 12 técnicos de cuidados auxiliares  de Enfermería
Interior del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, en una imagen de archivo

La Junta de Castilla y León reorganiza los recursos de personal sanitario del Complejo Asistencial Universitario para hacer frente a la crisis de la enfermedad provocada por el COVID-19, de tal forma que el Servicio de Urgencias del Hospital Virgen del Castañar de Béjar continuará prestando servicio pero de lunes a viernes, de 8 a 15 horas, de forma temporal. Esta decisión responde a la disminución de la presión asistencial en el hospital bejarano, así como a la necesidad de contar con más personal sanitario en Salamanca 

En la ciudad de Béjar y en la comarca, las urgencias se atenderán de 15 a 8 horas y los fines de semana en el Centro de Salud, por personal de Atención Primaria que se ha reforzado.

Los efectivos que se trasladan, a partir de mañana, a Salamanca para integrarse en el Área COVID-19 son 2 médicos de Urgencias, un especialista en Medicina Interna, 17 enfermeros y 12 TCAEs (Técnicos de Cuidados Auxiliares  de Enfermería) y prestarán servicio de acuerdo a las necesidades que requiere la crisis sanitaria.

Igualmente, la Junta también dejará de prestar servicio de hospitalización en Béjar, y los pacientes que requieran ingreso se trasladarán a Salamanca.

El Hospital Virgen del Castañar de Béjar mantendrá abierto el Servicio de Diagnóstico por Imagen y las analíticas.

La Gerencia del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca agradece la disposición y la solidaridad que ha mostrado todo el personal del Hospital de Béjar ante esta situación. La Junta de Castilla y León garantiza la asistencia sanitaria y la reversibilidad de esta decisión, ya que el personal que ahora se traslada volverá a prestar servicio en Béjar en cuanto termine la crisis sanitaria.