Jueves, 2 de abril de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El coronavirus retrasa el nuevo sueño olímpico de Laura Ester Ramos y Álvaro de Arriba

Los Juegos Olímpicos de Tokyo no se celebrarán en 2020, y apuntan al verano de 2021

En la jornada del martes se oficializó lo que ya era tanto un secreto a voces como una realidad innegable: el aplazamiento de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que iban a tener lugar en Tokyo el próximo verano, ante la incertidumbre de cómo estará la pandemia del coronavirus en todo el mundo en ese momento.

Según han anunciado en la jornada del martes el Comité Organizador de los Juegos y el Comité Olímpico Internacional (con el apoyo del Gobierno de Japón), los Juegos de Tokyo se recuperarán, en una fecha todavía por determinar, que no será ni en otro momento de 2020, ni más tarde del verano de 2021. Vistos los calendarios deportivos habituales, lo lógico es que tengan lugar durante esa época estival, para la cual se ha aplazado también la Eurocopa Masculina de Fútbol.

Curiosamente, aunque no se vayan a disputar en 2020, los Juegos Olímpicos y Paralímpicos mantendrán el nombre original de ‘Tokyo 2020’, según el comunicado difundido por el Comité Organizador de los Juegos y el Comité Olímpico Internacional.

Este histórico aplazamiento de los Juegos (nunca se habían aplazado, aunque sí se habían cancelado por las Guerras Mundiales las ediciones de 1916, 1940 y 1944) afecta como es lógico a los dos deportistas referentes de la comarca mirobrigense que se estaban preparando para brillar en esa cita olímpica: Laura Ester Ramos (que ya estuvo en Londres’2012 –donde ganó la plata- y Río’2016) y Álvaro de Arriba (que debutó en unos Juegos en Río).

Ambos deportistas están en una situación de partida diferente de cara a la cita olímpica. En lo que respecta a Laura Ester Ramos, la Selección Española Femenina de Waterpolo de la que forma parte ya tiene billete para Tokyo, que consiguieron el pasado verano en el Mundial de Gwangju (Corea del Sur) al alcanzar la final.

Mientras, Álvaro de Arriba todavía no había conseguido la mínima para competir en la capital nipona. Ahora queda por saber, especialmente en lo que respecta al mundo atlético, como se va a ordenar la cuestión de las mínimas (es decir, si los atletas que ya las han conseguido les valdrán para 2021). De igual modo, quedan muchos meses de trabajo para reorganizar los calendarios de todos los deportes (por ejemplo, el atletismo tenía un Mundial al Aire Libre en el verano de 2021).