Domingo, 24 de mayo de 2020

“Los portugueses están consiguiendo que la curva no sea como en otros países”

Portugal suma 2.362 contagios, 30 fallecidos y 22 recuperados

Hospital de São João en Oporto/ CHUSJ

El presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, ha participado este martes en una reunión entre líderes políticos, científicos y técnicos en Lisboa, al término de la cual ha alabado la adherencia de los portugueses a las medidas adoptadas a raíz de la declaración del estado de emergencia, particularmente, el cumplimiento del confinamiento domiciliario. “Los portugueses están consiguiendo que la curva no sea como en otros países, tanto en hospitalizados, como en cuanto a fallecidos”, ha declarado Marcelo Rebelo de Sousa.

El presidente afirma mantener contacto frecuente durante estos días con el rey de España y el presidente de la República Italiana, así como con otros jefes de Estado europeos. Según Rebelo de Sousa, esta perspectiva europea le permite decir que otros países están siguiendo el caso portugués “con mucho interés” y ha explicado que Portugal ha aprendido de otros países, como Italia, y ahora “puede servir de ejemplo en el combate al Covid-19” para otros.

Sin embargo, parte de la ciudadanía opina que el aislamiento social no se está cumpliendo como debería. Este fin de semana se produjeron varios casos de concentración de personas en espacios abiertos, como playas y paseos marítimos o en parques nacionales.

El presidente se mostró relativamente esperanzado con el modo como está trascurriendo la epidemia en Portugal, afirmando que “la curva está creciendo más moderadamente de lo que se esperaba”, lo que hace prever a las autoridades portuguesas que el pico de la misma llegará quizá algo más tarde de lo previsto, -inicialmente la ministra de Sanidad había indicado el 14 de abril-. Y es que el crecimiento del número de contagiados en Portugal está siendo, por el momento, más lento de lo que las autoridades sanitarias preveían hace solo unos días.

Parte de la opinión pública portuguesa manifiesta que los números que presenta el gobierno no corresponden a la realidad. Ante esto, Rebelo de Sousa ha respondido que “ha habido una preocupación constante por la verdad, nadie quiere mentir a nadie y los expertos ofrecen todos los datos disponibles”.

El subdirector general de Sanidad, Diogo Cruz, ofreció esta mañana la actualización de datos sobre la incidencia del nuevo coronavirus en Portugal. A día de hoy, hay 2.362 contagios confirmados (302 más que ayer, con un aumento del 15%), 30 fallecidos (siete más en 24 horas) y 22 personas recuperadas. El primer caso en Portugal fue anunciado el pasado 2 de marzo.

La región norte y la región de Lisboa continúan siendo las que más casos presentan. España es actualmente el país de donde provienen más casos importados, según la Dirección General de Sanidad (DGS).

El primer ministro portugués, António Costa, en entrevista anoche en la cadena TVI, se refirió a la vertiente económica de esta crisis. Explicó que lo principal en este sentido es evitar despidos, para lo que se ha creado un régimen de lay-off para las empresas, que costará al Estado mil millones de euros al mes y para cuyo acceso las empresas deben garantizar el mantenimiento en sus puestos a sus trabajadores.

Informó que Portugal ha comprado 500 respiradores a China, que no llegarán hasta mediados de abril y 280 mil test rápidos, de los cuales 80 mil estarán en Portugal esta semana.

“Cuanto mejor para la salud, peor para la economía”, ha apuntado Rui Rio, el líder del PSD, principal partido de la oposición, en relación a las medidas de contención social adoptadas y con repercusión en la economía, pero que el PSD está apoyando sin obstáculos y sin fisuras.