Domingo, 29 de marzo de 2020

Las pestes a lo largo de la Hª II parte

 

 La Peste Negra, se esta afección conoce como PESTE NEGRA o Muerte Negra, debido a manchas pardas y negras que aparecían a consecuencia de las hemorragias subcutáneas Contribuyó de manera poderosa a desencadenar la crisis económica y social que vivió Europa desde mediados del siglo XIV hasta fines de la centuria siguiente; en algunas zonas como Cataluña configuró la estructura de las sociedades agrarias, que con pocas alteraciones perduraría hasta tiempos recientes. Entre 1646 y 1665 la muerte negra amenaza de nuevo a toda Europa. La medicina de la Edad Media había fracasado su lucha contra esta enfermedad. En Montpellier, la mayoría de los médicos murieron a causa de “la negra”. Desencadenó discusiones acerca de la dispersión de la enfermedad. Frente a la teoría imperante, que la peste se transmitía por la descomposición de ciertas sustancias (miasmas) en el aire y en la materia, cada vez  iba adquiriendo mayor número de partidarios la opinión de ser transmitida por agentes patógenos. Las medidas preventivas  utilizadas hasta entonces resultaron ineficaces: el empleo de fuego, el ahumado, la sangría o las dietas. Las ciudades intentaban protegerse con medidas sanitarias, como las cuarentenas a barcos mar adentro. Se especuló mucho sobre la causa del brote. Cómo ocurre dentro de las creencias religiosas: Era la Furia de Dios contra el hombre, por haber sido infiel a sus mandatos. Los ojos ciegos, no saben que Dios no castiga, está a nuestro lado en el dolor y sufre con nosotros. El refrán de a Dios rogando y con el mazo dando; resultó muy eficaz, se deben buscar causas, no confiar que nos vendrán los remedios desde el Más allá.  Se barajaron diferentes teorías: el responsable, un miasma procedente de los recientes terremotos, había liberado vapores insalubres contaminando el aire. Olvidaban que la pestilencia e insalubridad de los hogares alcanza cotas inimaginables, en los hogares humildes y en los pudientes, el mal olor se camuflaba con fuerte perfumes, el baño se consideraba malo, por quitar las defensas del cuerpo. No  se fijaban en los lugares donde estaba ubicada la industria  chacinera, los mataderos de carne animal… en zanjas de los desagües.

 Los cuerpos en descomposición de las víctimas, así, como sus pertenencias y vestimentas, eran especialmente temidos. Se dictaron normas para mejorar la higiene y saneamiento, se ordenaron restricciones del movimiento de la gente y de las mercancías, aislamiento de los infectados, o su retirada a hospitales periféricos (casas de apestados), enterramientos comunes en cementerios a extramuros y quema de sus ropas. Creyendo que el aire era nocivo, se utilizaban ramilletes de aromas dulces colgadas de balcones y ventanas, quema de especias e inciensos en los interiores de las viviendas. A mediados de la Edad Moderna, tras la introducción de hierbas y plantas procedentes del Nuevo Mundo, se pensó que el consumo de tabaco era efectivo. No servía más ni mejor, que la hiedra cocida o vapores de eucalipto, recomendado luego en la Peste de 1918. Los médicos, adoptaron, vestidos especiales para protegerse del contagio, ropas largas, la cabeza cubierta, en la nariz una especie de pico de cigüeña rellena de algodones aromatizados .Los cuerpos enfermos desprendían un olor fétido En España el nuevo brote comenzó en los puertos de Andalucía, atacó gravemente a Valencia, ocasionando 30.000 muertos, por lo cual el Conde de Oropesa mandó formar "un cordón impenetrable". En Barcelona se instalaron horcas en las mismas puertas de entrada a la ciudad para el que no cumpliera la orden, no entrar ni salir. Sevilla con más de 200.000 personas fallecidas, quedo prácticamente despoblada. En 1665,  llega a Londres, fue devastadora. En pocos días enferman los habitantes de la ciudad y de sus alrededores. A los seis meses, la mitad de la población ha muerto o ha huido para escapar del temible azote.

 La viruela.  La gran aliada de los conquistadores. En términos de muertes, es comparable a la Peste negra. La viruela, resultaba difícil establecer un diagnóstico diferencial entre la viruela y otras enfermedades eruptivas febriles: sarampión, varicela o escarlatina. Los conquistadores españoles, contaron con un silencioso y mortal aliado que contribuyó al éxito y la caída de Tenochtitlán (una de las ciudades más importantes de la historia prehispánica de México) Un soldado de la expedición de Narváez, arribó a México enfermo de viruela, enfermedad hasta entonces desconocida en Mesoamérica. La falta de inmunidad natural a la viruela, permitió que ésta se extendiera rápidamente entre la población indígena, con desastrosas consecuencias ellos. En pocas semanas miles de nativos sucumbieron Cuitláhuac, penúltimo emperador azteca, falleció a causa de la viruela. Durante los primeros veinticinco años posteriores a la Conquista de “las  Indias,” más de un tercio de la población sucumbió; explicándose por qué imperios tan poderosos y organizados como el azteca y el inca, fueron borrados del mapa.

El príncipe Baltasar Carlos (1630-46) heredero del trono español, muere a los 16 años de viruela, debido a la mala praxis que empleó las sangrías, debilitando mas el cuerpo enfermo. La viruela cambió el rumbo de la Historia de España, al príncipe Baltasar Carlos, le sucede su hermano Carlos II, conocido como “El Hechizado” con él se extingue la Casa de Austria. Esta circunstancia se repetirá con Luis I de España (Luis Borbón I, rey) llamado “el Bien Amado” o “el Liberal”, fue regente desde el 15 de enero de 1724 hasta su muerte 229 días después, convirtiendo su reinado, en el más efímero de nuestra historia.​ Era el hijo mayor de Felipe V y María Luisa de Saboya. Llega la “gran fecha” un 14 de mayo. En 1796 Edward Jenner hizo la primera inoculación contra la viruela. James Phipps, un niño de ocho años, fue el primer vacunado, con  la secreción de una pústula recogida de la mano de una lechera. El 1 de julio inocula de nuevo al pequeño, esa vez procedente la secreción de una persona enferma de viruela. El niño quedó indemne, con lo cual se demostró la acción profiláctica de la vacunación contra la viruela. La vacuna se inició en 1800 en USA, pero no se administró de forma obligatoria hasta principios del siglo XX. En 1914, las tasas de incidencia se habían reducido en forma significativa en países industrializados. No obstante, durante este mismo período, entre 1910 y 1914, se desató una epidemia en Rusia, que cobró la vida de 200.000 rusos y casi 25.000 habitantes de los países vecinos. En la década de 1920, los programas de vacunación detuvieron la expansión en Europa, en la década de 1930, los pocos casos llegaban de otros países, con la excepción de España y Portugal donde fue endémica hasta 1953 En Canadá, la propagación de la viruela llegó a su fin a principios de los 40, en Japón en 1950. En Centro África, en 1970, Brasil, 1971 e Indonesia 1972, Etiopía en 1976, Somalia el 26 de octubre de 1977, fecha del último caso de viruela. Hasta la fecha, la viruela es la única pandemia que se erradicó por completo; el último caso de 1978 fue contaminación de laboratorio. El 8 de mayo de 1980 la OMS declaró formalmente erradicada la viruela.

 Cólera. Cuando el Continente Asiático invadió Europa, año 1830, una corriente médica propuso “la teoría” el corazón se comprimía por una fuerza centrípeta y que se debía disminuir su esfuerzo mediante la sangría. Así a las víctimas del cólera, se sumaron enfermos que morían desangrados por patologías varias. La causa que ocasionaba el cólera, fue determinada en 1854 por el Dr. John Snow. Sospechaba del agua contaminada del Támesis, pero necesitaba pruebas concluyentes. Parecía tarea imposible: las muertes, producto de la plaga, ocurrían en la ciudad de Londres sin conexión aparente. En 1854, brotó una nueva epidemia; la anterior se había cobrado 30.000 personas. El Dr.Snow obtuvo finalmente lo necesario para probar qué estaba ocasionando la enfermedad. Poco antes del 2º brote epidémico, uno de los proveedores de agua, de Londres, transfirió la toma del río Támesis a un punto ubicado aguas arriba de la ciudad, donde el agua era notoriamente más limpia. Este hecho hizo que se creara un grupo de pruebas de control; capitaneado el equipo por el mencionado doctor se hizo un estudio comparativo. Con perseverancia, fue eliminando todas las fuentes posibles hasta que encontró un denominador común entre las muertes por cólera: el pozo de Broad Street… Él, no se sorprendió, cuando ninguno de los residentes abastecidos por la nueva fuente sufrió del cólera El alcalde de la ciudad, Joseph Bazalzette decidió la construcción de un sistema de alcantarillado salubre. A partir de ese instante, disminuyeron los casos de Cólera en la capital inglesa. La primera invasión del cólera en España, ocasionó 102.500 muertos, se produjo en 1843. La segunda fue en 1854 y produjo 200.000. Durante la segunda plaga, y para evitar en lo posible que la enfermedad se propagara, se crearon cuadrillas que recorrían las calles para recoger los cadáveres nada más morir, las familias intentaban ocultarlos durante días, ante el temor  a que estuvieran con vida. Al principio les decían misa antes de darles sepultura, pero, eran tantos  el párroco desbordado salía a la  puerta de la iglesia y  daba la bendición a los cadáveres acumulados en la plaza o el atrio.  En muchos cementerios se mantenían las fosas "familiares"  abiertas, a la espera de llegar más decesos, llenarlas y cerrarlas. En la desesperación, cada cierto tiempo se disparaban cañonazos, a fin de purificar el aire con el humo de pólvora. Las autoridades tomaron medidas encaminadas a asistir, a gente humilde, y de escasos recursos. Un espíritu de solidaridad se sintió entre todos, pobres y ricos, puesto que la epidemia atacaba sin discriminación. Luego de cinco semanas, la peste fue disminuyendo su expansión, hasta desaparecer. Durante la primera mitad del siglo XX la enfermedad estuvo confinada en gran medida al Asia, excepto en 1947, en que ocurrió una epidemia grave en Egipto. Desde 1961 la enfermedad se ha propagado de Indonesia a través de -casi- toda Asia, la zona oriental de Europa y norte de África, en 1973a Italia. En 1977 y 1978 hubo pequeños brotes en el Japón, y por primera vez apareció el cólera en el Pacífico meridional. La enfermedad ha persistido en África, donde 13 países han notificado la enfermedad en 1983. En Asia, 11 países, el biotipo clásico, predominó en Bangladesh; en 1982 y 1983 hubo grandes brotes en las islas Truk. Excepto 2 casos adquiridos en laboratorio, no ha habido cólera autóctono en el hemisferio occidental, entre 1911 y 1973, año en que ocurrió Brote de cólera en una plataforma de perforación petrolera en el Golfo de México, Texas la plataforma es propiedad de una empresa de Luisiana que emplea principalmente a residentes de ese estado, los departamentos de salud estatales de Texas y Luisiana iniciaron una investigación conjunta. Además, tres de los empleados que vivían con sus familias en Mississippi o en Alabama fueron estudiados por sus respectivos departamentos de salud. Se desconoce el origen de la infección del caso índice. La investigación permitió establecer que entre el 20 y el 21 de septiembre se produjo una contaminación accidental de duración indeterminada entre el sistema de agua de canal utilizada para la perforación y el sistema de abastecimiento de agua potable no clorada. Cerca de la toma de agua que alimenta el sistema de perforación hay una cañería de descarga de aguas negras sin tratar, y parece probable que el agua potable haya resultado contaminada por la que se usa en las operaciones de perforación y por aguas servidas que contenían V. cholerae 01 eliminada por el paciente índice. El agua potable y las bebidas y alimentos preparados con ella pueden haber servido de medios de transmisión del V. cholerae causante del brote del 22-23 de septiembre. Hay una fuerte asociación entre el hecho de haber estado a bordo de la plataforma el 21 de septiembre y el de haber sufrido un ataque de diarrea en los días ulteriores. No se encontró ningún indicio de Virus cholerae en los cultivos de heces ni en las muestras de suero de familiares de los empleados afectados. Los 17 casos de infección por V. cholerae-01 representan el brote más importante de cólera registrado en los Estados Unidos durante el siglo XX.