Sábado, 4 de abril de 2020
Ciudad Rodrigo al día

“Os aliento a no perder el ánimo y estar presentes en el combate que se nos presenta”

El médico Jesús Alfonso quiere compartir su opinión con los lectores de Ciudad Rodrigo al día

Jesús Alfonso Sánchez en una de sus comparecencias públicas/ Foto: David Rodriguez

Durante estos días excepcionales en todo el mundo, quiero dirigirme a en especial a los mirobrigenses y comarcanos, sirviendo esta humilde opinión también a esos oriundos de esta nuestra tierra asiduos a este medio de comunicación.

Os aliento a no perder el ánimo y a estar presentes en el combate que se nos presenta al menos otros quince días más de lo que en un principio las autoridades sanitarias y Gobierno nos ordenaron.

Como ustedes saben yo soy médico, y por lo tanto todos los médicos hemos hecho un juramento llamado hipocrático por el cual hemos consagrado nuestra vida al servicio de la humanidad. Así lo haremos.

A parte de médico soy soldado, por lo tanto la consulta de la C/ Escuelas de Ciudad Rodrigo, permanece abierta a pleno rendimiento; Sólo pido que no haya aglomeraciones por el bien de todos, pero todo el mundo será atendido. No podemos perder la causa por el hecho.

Que no se nos mueran los insuficientes renales, cardiacos, diabéticos etc. por no atenderlos. Toda esa gente tiene derecho a ser atendida y lo será. Los médicos estos días nos estamos entregando al trabajo con inteligencia y sin agobios.

Recuerden ustedes, que si cae la trinchera médica, la primera barrera defensiva contra el intruso y enemigo, el País se vendrá abajo, se hundirá y perderemos todos.

Por lo tanto, ¡No acudan ustedes a las consultas” si no es necesario, el que se tenga que rehabilitar del dedo meñique del pie izquierdo que espere, ya re reanimará más adelante.

El tiempo es oro, es vida para los demás, seamos solidarios, no robemos el tiempo al que más lo necesite. Cada uno en sus casas y salir sólo a lo imprescindible cuando no haya más remedio.

Los médicos trabajaremos con estrategia, inteligencia y buen hacer, nunca con miedo, siempre con cautela, el País nos necesita, no hay médicos privados ni públicos, no hay enfermos privados ni públicos, hay enfermos y todos estamos a las órdenes de las autoridades sanitarias.

Yo permaneceré al pie del cañón obedeciendo dichas órdenes sanitarias llegadas de la comunidad que me corresponde en defensa de mis pacientes y conciudadanos.

Sobre el COVID-19

El Coronavirus es un virus RNA monocatenario, nos infecta, creamos Ac frente a él y quedamos vacunados de forma natural, entra por las mucosas, nariz, conjuntivas, boca, NO por la piel, mantener distancia de seguridad, un metro, es un virus que por su tamaño y peso no viaja muy lejos con la tos y el estornudo, un metro o metro y medio a lo máximo. Otros patógenos lo hacen más de 12 metros, higiene constante, lavado de manos con agua y JABÓN, tomar agua templada con zumo de limón y nueces, con esto tan simple aumentamos la defensa de nuestras mucosas, no tener pánico, permanecer en cuarentena, si hay síntomas sospechosos ponerse en contacto con el médico, en breve, posiblemente esta semana se harán reactivos de diagnóstico precoz. Para controlar mejor a los positivos y a esperar la vacuna que se dispondrá de ella cuando sea, si hay fiebre y/ o malestar general PARACETAMOL, nunca Ibuprofeno ni otros antiinflamatorios ni analgésicos, salvo casos excepcionales.

Cuarentena, higiene como he dicho, prudencia y temple, SOLIDARIDAD, tú Salud es importante, la de tu vecino también

Cada mochuelo a su olivo y a obedecer a las autoridades Sanitarias. El sistema de sanidad privado está a disposición del público, no hay sistema, hay Nación, nuestro País está formado por gente inteligente y orgullosa de sí mismo. Lucharemos y venceremos, pero es fundamental que la gente se quede en casa, que no salga a contagiar al vecino que a su vez contagia a otros de su entorno, aislamiento, cuarentena. Lo demás es perder el tiempo. De nada sirve que los médicos trabajemos si tú vas regando el virus al vecindario.

Prudencia, calma, paciencia, saber esperar, todo tiene su fin. El  SARS se quitó solo, en unos meses desapareció, ahora tenemos el COVID-19 que para combatirlo se hace con aislamiento y contención en nuestras casas, ira a las consultas médicas solamente en casos graves, sin ocupar la mente y el tiempo de los facultativos médicos con patologías irrelevantes. Respetando a la gente que de verdad lo necesita y que corre peligro su vida.

Tenemos la obligación de compartir y ayudar a los demás con las actitudes que se nos imponen desde las administraciones sanitarias y obedeciendo a las autoridades, de lo contrario serás un traidor a la Patria