Martes, 11 de agosto de 2020
Las Villas al día

Cantalpino toma la delantera para proteger su pueblo de la pandemia  

Un grupo de voluntarios de quince personas con ocho tractores desinfectará todas las calles, plazas y parques con el apoyo del Ayuntamiento

Plaza España de Cantalpino. / Jorge Holguera

Cantalpino está dando una lección de civismo de cara a evitar la llegada de la pandemia a la localidad. Un grupo de 15 voluntarios con ocho tractores trabajarán en la desinfección de calles, parques, plazas y otros lugares de tránsito público. También portarán un carro para inyectar las calles donde no pueden entrar los tractores y seis personas para ayudar con las gomas.

La intención es realizar esta tarea dos veces por semana, por ello desde la organización demandan más voluntarios para hacer esta tarea.

También solicitan la colaboración del resto de vecinos con la retirada de vehículos de la vía pública y con la permanencia del resto en sus hogares.

De esta forma el Ayuntamiento de Cantalpino con la colaboración de vecinos y los agricultores desahogará la fuerte carga de trabajo de los bomberos, que desde la semana pasada se afanan en desinfectar las principales calles de los municipios de la provincia. En concreto la dotación que iba a trabajar en Cantalpino tiene que acudir a 30 municipios, con lo que no podrán descontaminar cada rincón de cada pueblo. Así esta localidad se asegura de, adaptando la maquinaria agrícola de sus vecinos labradores, realizar esta desinfección en cada calle, espacio público y todas las áreas que consideren oportunas, con el fin de asegurar al máximo esta medida sanitaria.

Cantalpino es pionero en la zona con esta iniciativa, pero también su Ayuntamiento tomó la delantera en las restricciones que se han ido adoptando en toda España, incluso antes de ser recomendadas desde la administración central. El jueves pasado ordenaron el abandono de todas las instalaciones municipales por parte de las asociaciones, el cierre de la biblioteca y el pabellón. El sábado, por iniciativa de cada establecimiento, ya tenían cerrados todos los bares y antes de que la Junta dijera que iba dotar de jabón los colegios, el Ayuntamiento ya tenía dispuestos los dosificadores en los colegios, según informa Elena Sánchez Díaz, concejala de Cantapino, que además es quien está realizando una labor incansable estos días en otras materias. Entre las cuales cabe destacar, que junto a la bibliotecaria, han ofrecido desde el Ayuntamiento la posibilidad de imprimir gratuitamente cuantas tareas sean precisas para los alumnos del colegio que no dispongan de impresora, siempre y cuando dicha tarea no se pueda hacer de otro modo. Pues la intención es exponerse lo menos posible. También con el fin de evitar el contacto físico, ellas se encargan de avisarles cuando lo tengan impreso. Todo ello “con las protecciones necesarias para no contaminar”, señala Elena en el aviso publicado en redes sociales.

Por otro lado, están preparando una iniciativa de fabricación de mascarillas, en la que las ganas de colaborar son inmensas y ya se han ofrecido más de 25 personas para realizar este trabajo. 

El Ayuntamiento de Cantalpino también ha sido pionero a la hora de asegurar la desinfección del sistema de suministro de agua potable, incrementando los niveles de cloro siguiendo las indicaciones y la comunicación de la Jefa de Servicio de Sanidad Ambiental de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.