Sábado, 4 de abril de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Se buscan voluntarios en Miróbriga para colaborar en la elaboración de 80.000 mascarillas

Se precisan especialmente personas que tengan máquina de coser y aquellas que puedan donar gomas

Las acciones solidarias que se están poniendo en marcha por toda España para intentar aportar granitos de arena a la lucha contra el coronavirus abarcan también a Ciudad Rodrigo, como hemos mostrado ya estos días con el ofrecimiento de varias personas como voluntarias para realizarles tareas callejeras a personas vulnerables que es aconsejable que no salgan de sus domicilios para así evitar riesgos de contagio.

De igual modo, también ha empezado en Miróbriga el intento de ayudar a los profesionales sanitarios mediante la elaboración de material de protección, especialmente mascarillas. En este sentido, la empresa Textiles Acosta, pese a tener sus puertas cerradas como el resto de establecimientos comerciales (salvo los de productos de primera necesidad), está trabajando intensamente a puerta cerrada con el objetivo de llegar a poder donar hasta 80.000 mascarillas.

Eso sí, para llegar a lograr este objetivo en el menor tiempo posible (ante la alta demanda existente) están buscando la colaboración de mirobrigenses que puedan echar una mano, de dos formas diferentes: elaborando también mascarillas con las máquinas de coser que tengan en sus casas, y donando gomas elásticas que ponerles a esas mascarillas.

 

Según explicó en la mañana del sábado Miguel Ángel Acosta a Ciudad Rodrigo Al Día, ya han elaborado unas 12.000-13.000, y con el tejido del que disponen pueden llegar a elaborar 80.000. Sin embargo, sólo tienen gomas para unas 7.000-8.000 más, de ahí que lo prioritario en estos momentos sea intentar conseguir más, por lo que piden especialmente la colaboración de mercerías u otros establecimientos que puedan tener.

Todos aquellos que quieran colaborar con esta iniciativa deben llamar al 923 46 18 20. A aquellos particulares que quieran elaborar mascarillas en sus casas con sus máquinas se les llevará el material necesario, y una vez las tengan elaboradas, se les recogerán, de tal modo que no tendrán la necesidad de salir de sus hogares.

Las mascarillas que se elaboren serán donadas a la Junta de Castilla y León, y a la Diputación de Salamanca (para que las repartan como estimen conveniente), así como a las residencias de mayores de la zona que lo soliciten. En caso de que una vez hagan las 80.000 para las que tienen tejido se sigan demandando mascarillas, están dispuestos a seguir elaborando, para lo cual ya han hablado con algún proveedor que les suministraría más género “hasta que nos digan que ya no hacen falta más”, en palabras de Miguel Ángel Acosta.