Miércoles, 1 de abril de 2020

Cuarentena obligatoria para quien llegue a Portugal a partir de la próxima semana

El país suma este sábado 12 fallecidos, el doble que el viernes, y 1.280 contagiados

Localidad fronteriza de Vilar Formoso/ MARTÍN-GARAY

La directora general de Sanidad de Portugal, Graça Freitas, anunció este viernes que quien entre en Portugal a partir de la próxima semana tendrá que permanecer en cuarentena durante 14 días.

La indicación genérica es que quien entre en Portugal tendrá que permanecer en aislamiento profiláctico durante 14 días. Las autoridades sanitarias podrán realizar una evaluación más sutil del riesgo y tomar medidas que exceptúen esta regla”, apuntó Graça Freitas.

Muchas autoridades locales y regionales se anticiparon a esta medida, anunciando antes “el requerimiento” de que todos los migrantes y emigrantes que lleguen a su territorio permanezcan en cuarentena. Tal es el caso de muchos municipios del interior, con naturales viviendo en otras zonas del país y del mundo, algunos regresando a casa estos días.

La Región Sanitaria del Norte (RSN) elevó también con antelación este cordón sanitario e impuso la cuarentena obligatoria para todos los portugueses y no portugueses que penetren en su territorio. El norte de Portugal es una de las zonas más afectadas por el Covid-19 y donde comenzó el brote en el país.

Datos actualizados Covid-19 en Portugal

Los datos actualizados de Covid-19 fueron comunicados este sábado por la ministra portuguesa de Sanidad, Marta Temido, y la directora general de Sanidad, Graça Freitas.  

“Se estima que el pico de la curva será hacia el 14 de abril”, indicó la ministra de Sanidad.

Marta Temido anunció también que la semana próxima será aplicado un nuevo modelo de gestión de los pacientes con Covid-19: “Lo comunicamos hoy a todas las entidades que operan en el sistema de salud y se aplicará a partir del próximo jueves. Habrá áreas para pacientes Covid y para pacientes no Covid. Habrá distribución de más test y de más equipos de protección individual a partir de la semana que viene”, explicó la ministra.

Este nuevo modelo se traduce también en reforzar la posibilidad de que los pacientes sean tratados en su domicilio, garantizando su monitorización. En Portugal solo el 12% de los pacientes diagnosticados con Covid-19 están hospitalizados.

Ayer salió un avión portugués hacia China con el objetivo de traer a Portugal material sanitario.

La tasa de mortalidad en Portugal es del 1%. “Está dentro de lo esperable, de lo que pasó en otros países y de lo que está en la literatura médica”, ha dicho Graça Freitas.

21 MARZO 2020 COVID-19 | DATOS DIREÇÃO-GERAL DE SÁUDE (DGS) PORTUGAL:

1.280 contagiados (260 más que ayer, +25%)

12 fallecidos (el doble en 24 horas)

5 recuperados

156 hospitalizados, 35 en cuidados intensivos

1.059 pendientes de resultado de análisis

13.155 en vigilancia activa

 

Medidas económicas derivadas del estado de emergencia

El primer ministro António Costa comunicó este viernes en qué medidas quedaba traducido el estado de emergencia decretado en Portugal el pasado jueves.

La lista de establecimientos autorizados para seguir funcionando es más extensa de lo que se esperaba. Pueden permanecer abiertas, además de todas las tiendas de alimentación y bienes esenciales: las floristerías y viveros de plantas; las tiendas de venta de animales; ferreterías y tiendas de bricolaje; perfumerías y tiendas de cosmética; herbolarios y tiendas de productos dietéticos y tintorerías.

Una de las medidas que más sorprendió fue que pueden permanecer abiertos los alojamientos turísticos, salvo los campings. También las residencias de estudiantes.

Parte de la ciudadanía pide “cerrar por completo el país”, cada vez con un clamor más fuerte.

Costa admite implícitamente que el estado de emergencia tendrá que ser ampliado más allá de estos 15 días. El gobierno portugués parece reservarse la toma de medidas más restrictivas para un escenario próximo más difícil: “Vamos a ser francos, no habrá razones de aquí a 15 días para no renovar el estado de emergencia”, admitió el primer ministro.

António Costa afirmó que “lo más importante es que no haya despidos”, para lo que el gobierno ha condicionado el acceso a los créditos destinados a las empresas, por valor de tres mil millones de euros, a que éstas no despidan a ningún trabajador.

Ha quedado aplazado el pago de algunos impuestos como el IVA, el Impuesto sobre Sociedades o el Impuesto sobre Rendimientos de Personas Físicas, así como el pago de cotizaciones a la Seguridad Social.

“Será un trimestre muy duro para todos”, resumió el primer ministro en su comparecencia del viernes por la noche.

Las medias decretadas por el Gobierno al amparo del estado de emergencia entran en vigor a partir de las 0h00 del domingo 22 de marzo.