Jueves, 2 de abril de 2020

Las bibliotecas públicas de la región ofrecen acceso a distancia a casi 9.000 libros electrónicos y 6.700 películas

La Consejería de Cultura y Turismo proporciona el servicio virtual eBiblio Castilla y León, en el que se pueden encontrar este material

Biblioteca de la Casa de las Conchas, incluida en este programa

Las bibliotecas públicas de Castilla y León ofrecen en estos días de confinamiento por el Estado de Alarma derivado del coronavirus la posibilidad de que los usuarios accedan desde sus hogares a casi 9.000 libros electrónicos y 6.700 películas.

En concreto, la Consejería de Cultura y Turismo ofrece a través de su red de bibliotecas el servicio virtual eBiblio Castilla y León, en el que se pueden encontrar 8.872 libros electrónicos, 551 audiolibros, 30 revistas y 23 periódicos para su lectura en línea o su descarga al ordenador o libro electrónico.

También se pueden leer en dispositivos móviles (teléfonos y tabletas) a través de la app eBiblio disponible para su descarga en AppStore de iOS y en Google Play de Android.

Otra de las ofertas virtuales de las bibliotecas es CineCyl cinecyl.efilm.online, un servicio de visionado en línea de películas cortometrajes, documentales, series y programas de televisión con más de 6.700 títulos disponibles.

El visionado en línea, no descarga, se puede realizar en el ordenador, el teléfono o la tableta y en algunos televisores mediante Chromecast. Para acceder a ambos servicios es necesario tener la tarjeta de usuario del Sistema de Bibliotecas de Castilla y León.

La solicitud de la misma se realiza mediante la aplicación TABI (Tarjeta de usuario del Sistema de Bibliotecas de Castilla y León) a la que se accede desde la siguiente dirección: Tarjeta ususario Bibiotecas

Mientras dure la situación de confinamiento y el cierre de los centros bibliotecarios, la Consejería va a facilitar al máximo la obtención de la tarjeta, que se podrá solicitar a través de esta aplicación por todos los ciudadanos, accediendo con certificado digital y también sin él, según ha informado a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Para pedirla, una vez que se accede a la aplicación, en la primera pantalla se elige el tipo de tarjeta que se quiere solicitar: adulto o infantil; en la siguiente, se debe marcar 'Nueva tarjeta de usuario'; a continuación, se elige 'Entrada sin certificado digital' (o con certificado, quienes dispongan de él) y, por último, se rellenan una serie de datos básicos (es importante rellenar todos los datos y aportar una dirección válida de correo electrónico que es también necesario tener asociada para acceder a eBiblio, CineCyL y recibir la información sobre nuestro número de tarjeta y contraseña).

Una vez finalizada y enviada la solicitud, se recibirá un correo electrónico en la cuenta reseñada en la que se indicará el número de tarjeta de usuario y la contraseña asociada a ella. Con estos dos elementos se accederá tanto a eBiblio como a CineCyL.

Cuando finalice la crisis y abran de nuevo al público las bibliotecas, los usuarios que soliciten la tarjeta de usuario a través de TABI deberán acudir a su biblioteca más cercana para formalizar el trámite y obtener la tarjeta física, por lo que es importante que impriman o guarden el documento de solicitud que genera la aplicación y lo presenten en su biblioteca.