Lunes, 3 de agosto de 2020

La avestruz

Antes de constituirse como gobierno, a pocas luces que uno tuviera, resultaba un "pre-gobierno alarmante"; ahora señores, es inquietante, preocupante; y continuará siendo perturbador, hasta que deje de gobernar Sanchez en coalición con socios de tal pelaje. En estos momentos -todo cambia muy rápido- es un gobierno desorientado, sin rumbo. Pero dentro de su incapacidad para gestionar, sigue cargando contra la derecha. En Cataluña, D.Joaquin, declara el cierre y no se escucha ni el trinar de un gorrioncillo. En vascongadas el señor Iñigo Urkulo va por libre junto a su compadre catalan y los conejos se esconden. Dª Isabel Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid, promulga, cierre de peluquerías, y sale el filosofo, llegado por la gracia de Pedro a menestro de Sanidad  y  suelta la perla: ” Chis, mucho ojito Isabelita, que esta orden solo la puede dar el desgobierno, osea yo”. Se da cuenta Illa, que la peluquería es un foco de contacto por la proximidad, entre clienta/o/e. Mí peluquera ha decidió cerrar,  es consecuente con el peligro que hoy corremos sus clientas. Se le olvidó lo que ha dicho sobre el 8 de marzo a la mañana, y como se desdijo a la noche.  Hoy tiene a dos contagiadas, Irene y Begoña. Las de la cuchipanda del DIA DE –ELLAS- MUJER: SOLA Y BORRACHA QUIERO LLEGAR A CASA. ¿Se le olvidó? ¡Mecahis! Las manifas alentadas desde el desgobierno, son las culpables de esta infestación general… Actos públicos de partidos políticos han remultiplicado y expandido la enfermedad. Esperemos que una vez que cese la epidemia paguen las consecuencias por su temeridad. Su incapacidad para gestionar y ser responsable, la demostró en el Consejo de Ministros el vice Iglesias, contagiado por su compañera sentimental, va sin mascarilla, exponiendo a sus compañeros al corona. ¿Está Sanchez confinado? Su esposa,  que  feliz cual niña de Primaria saltaba, botaba, reía, gritaba… pues ya estas contagiada monina.

 Nunca un gobierno arruino tan rápido un país. Vencido el enemigo, se tendrán que evaluar los comportamientos irresponsables, pueriles, demagogos, los muertos ya no podrán exigir, al menos a sus familias les quedará el consuelo de haber hecho justicia. Son los NINES del capricho y el aquí y ahora.

 Hoy mañana, pasado... y así durante  el tiempo que dure la pandemia,  pediré aplausos para los sanitarios, policias, emergencias etc, ellos ayudan a hacer que nuestra vida sea  más segura. Ahora mantengamos unidos,  seamos responsables, tiempo habrá para  que nos rindan cuentas.

 La señora Calvo fue apocalíptica  “os va en ello la vida” Claro que nos va  Dª Carmen, claro que nos va la vida con el coronavirus, al igual que la economía, la paz en los hogares, tendremos que explicar a los adolescentes que no deben salir, que es cuestión de responsabilidad estar unidos en momentos de incertidumbre, que sus abuelos corren serios peligros, la muerte, porque son vulnerables, porque no durmieron muchas noches pensando si llegarían a casa, ellos sus nietos, sanos y sin accidentes de carretera o victimas de pelas callejeras, que cuando el abuelo iba regar los berzales, el nieto regresaba d juerga. Hoy estate al lado de ellos. ¿Que te aburres? Hijo hay niños que sus padres tiene que trabajar, vete a cuidarlos entrenerlos, da clase de apoyo…múltiples actividades para que no te aburras. Que son pequeños, entre 7 y 10 años. Motíveles para hacer actividades, juegos, papiroflexia, deberes atrasados, adelantar lecciones…nunca con un boli, un lapicero y un folio en blanco uno se puede aburrir.  Quizá la fabula que hoy he reconstruido les ayude a saber cómo ha  pillado el toro a este gobierno.

 

La Fabula  de la avestruz aplicada al Gobierno

 

 

En la extensa llanura de África, un grupo de avestruces viéndose  amenazadas por un fuerte depredador, emprenden la huida a gran velocidad.

Solamente una, que por inexperiencia, falta de decisión, ignorancia, etc… decide quedarse.

 

—Me salvaré, ocultando mi cabeza, bajo la roja tierra que me ha visto crecer.

 

Con el pico cavó un hoyo y metió la cabeza,

 

—Me creerá un arbolito y no me hará nada -¡Imprudente, necia- le gritaban desde lejos sus vecinas.

 

El experimentado y ladino depredador, al principio simuló no verla, atenuó  sus pisadas bajo las mullidas patas… luego, sigilosamente se acerca a la indefensa presa. Ni un segundo duda en clavar los afilados colmillos en el cuello, y en menos que Pedro negó al Jesús, la mata.

 

En la selva, siempre al igual que en los pequeños pueblo viven “ la vieja del visillo”, en este caso era, el búho Rulo, había decidido dormir por la noche. Por lo cual los ojos de Rulo estaban extremadamente bellos y abrumadoramente deseosos de sentir novedades. -Para una vez que estoy despejado con la luz solar, he de vivir mi gran día.

 

A gritos llama a sus compañeros

 

—Despertar, veréis el lo que hizo  Dropi con la ingenua avestruz.

 

Cuando los amigos  búhos se desperezaron, contemplaron horrorizados el cruel desenlace de la avestruz Truz.

 

REFLEXION

 

Este fue el final por la imprudencia y dejadez de  Truz, el ave que corre a 80 Km por hora... Cuando el peligro acecha, no debemos esconder la cabeza o mirar hacia otro lado. Se toman las medias que sean necesarias, se informa con veracidad, se ponen medias efectivas, no parches. Por lo cual cuando el depredador llegue, va tener que vencer obstáculos para llevar su felonía a buen puerto. De lo contrario sucede lo que estamos viviendo.

 

Siempre debemos mirar más allá demasiadas veces las orejeras del orgullo y prepotencia unida al narcisismo no deja ver con claridad el peligro. El 8 de marzo de 2020 pasará a  la Historia de España, por ser un foco propagador de infecciones y sobre ellas caerán las muertes.

 

Sigan los consejos de los especialistas y olviden la “falsas noticias “que las RRSS  les muestren.