Viernes, 27 de noviembre de 2020

Vaya semanita...

...que nos espera.

Y estoy escribiendo en lunes, si se me permite la ironía de que lean esto el jueves. Ayer, 8 de marzo, las manifestaciones, la mayoría muy concurridas, y ese ambiente de enfrentamiento, exacerbado aquí porque el gobierno, en estos temas, está más cerca de Vox que de la izquierda a la que dice pertenecer.

Hoy lunes, día sin mujeres, parece que bastante secundado, algo que puede hacer caer en la cuenta a muchos, y muchas, de que más allá de consignas y posiciones, aquí las mujeres, muchas mujeres, lo pasan verdaderamente mal por razones que deberían ponernos a todos de su parte.

Sin embargo, los sembradores de discordia ahí van, hablan de lobbys, de antiguas y modernas, de solo mujeres… Y aparecen las grietas. Las veo, de momento, más allá, en España, porque aquí, la inseguridad, las agresiones, ayudan a ver lo que hoy por hoy es prioritario; aquí la violencia molesta a muchas, pero todas, de una u otra forma, se suman… Todas, excepto las muy militantes de la causa del presidente actual, que siguen defendiendo lo indefendible, y a los indefendibles.

En eso estábamos el domingo, viendo las noticias sobre la marcha, o las marchas, cuando Twitter se volvió loco por el dólar y el petróleo…

Y, por si fuera poco, el coronavirus haciendo bueno ese chiste que leí: “es como la pasta: China la inventó e Italia la llevó por el mundo”; es chiste, las epidemias así son, lo dice alguien que vivió en 2009 esa horrible sensación de sentirse observado por todo el mundo… sin salir de casa.

Usemos la situación, eso de salir menos, para reflexionar, para leer para informarnos y no para asustarnos; para informar para ayudar (o sea, compartir cosas útiles y de las que estemos seguros) y no para contribuir a la alarma colectiva.

Pensemos que las decisiones que afectan a muchos tienen un sentido, y que si cada uno las vemos desde la perspectiva personal, todas se ven injustas, absurdas…

Conceptos como solidaridad, bien común, prevención… pueden ayudar.

Piensen que cuando en 2009 nos tocó quedarnos en casa en México todavía no había Netflix.

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)