Sábado, 4 de abril de 2020

Raquel, Carmen y Claudia: la representación femenina de la Escuela Taurina de Salamanca

Conviven cada día con sus 57 compañeros y sus tres profesores. Tres mujeres en un mundo tradicionalmente de hombres
Raquel, Carmen y Claudia en el Recinto Ferial | Fotos: Paula Zorita

Raquel, Carmen y Claudia son los tres nombres femeninos de la Escuela Taurina de la Diputación de Salamanca. Conviven cada día con sus 57 compañeros y sus tres profesores. Tres mujeres en un mundo tradicionalmente de hombres. Todos comparten una afición: el mundo del toro. No sienten discriminación por su sexo. Son felices haciendo lo que hacen. 

Raquel Martín vive en Salamanca, aunque buena parte de su familia vive en la Fuente de San Esteban y Sepulcro-Hilario. Siendo una niña se enamoró de la Tauromaquia viendo los toros por televisión y acudiendo a las plazas de toros. “Empecé hace 2 años. Cuando me pongo delante de un animal es un sentimiento que no puedo expresar. Mis espejos son mis profesores de la Escuela, y por supuesto, las figuras del toreo. Me siento muy arropada por los compañeros, no noto discriminación por el hecho de ser mujer, es al revés. Ellos siempre están ahí apoyándome en lo bueno y en lo malo”, explica.
 
Carmen González, por su parte, disfruta ahora de su primer año en la Escuela. El mundo del toro para ella “ha sido un descubrimiento”. “Cuando dije en casa que quería apuntarme no encajó bien, porque existe el mito de que este es un mundo machista, y no es verdad. Yo noto mucha igualdad. Nosotras tenemos el mismo entrenamiento que mis compañeros, la misma rutina, nos exigen lo mismo… tanto los profesores, como los ganaderos, como los aficionados que voy conociendo. Siempre me tratan con mucho cariño”, relata.

La veterana del grupo es Claudia Gutiérrez. Entró en la Escuela con 14 años. El tercer año debutó como becerrista y es ahora cuando nota su evolución, a pesar de la lesión en la muñeca que sufrió al final de la temporada pasada que le ha llevado a estar 8 meses parada. En su cabeza sólo está el esperado debut de luces que si no hay cambios, será en El Tiemblo el próximo mes de junio.

Compagina la formación taurina con sus estudios de segundo de bachillerato. En su caso, siempre se ha sentido arropado por sus compañeros, aunque reconoce que la “rivalidad que ya existe a medida que vamos avanzando lleva a algún recelo”. A pesar de eso, explica que “son muy buenos compañeros y el machismo está mejorando aunque aún queda mucho por hacer en todos los ámbitos”, concluye.