Jueves, 13 de agosto de 2020

Me uno a sus voces

Varios miles de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se manifiestan esta mañana frente a las puertas del Congreso de los Diputados. Un acto de protesta contra la negativa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a apoyar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la equiparación salarial con la que se había comprometido en campaña. «Nos mintió», dicen los agentes.

Señores, Guardias Civiles y Policía, dicen que Sánchez les mintió, eso por desgracia es evidente, ha mentido a todos los que pusieron sus esperanzas en él.  Olvidan que España vive en una bipolaridad. El Pedro Sánchez Pérez Castejón, era entonces candidato a Presidente del Gobierno. Hoy, con votos de los más variopintos partidos anti constitucionalistas, que pretenden romper la vieja España, es Presidente del desgobierno  . Se me queda corto el rosario de mentiras del señor Sánchez.  Les remito a la hemeroteca.

Hace años que he escrito sobre la Guardia Civil y la Policía Nacional: ustedes, sí, ustedes, que nos defienden, que nos ayudan en momentos dificiles, están muy mal pagados por sus servicios y entrega. Me uno a sus voces: A IGUAL TRABAJO, IGUAL SUELDO... No es de Ley que las policías autónomas cobren más y sumen pluses por trabajos especiales...

  «Pedro Sánchez se ha plegado a las presiones de Cataluña, a la política de sus socios que tienen cuentas pendientes con nosotros. Al final, nos ha dejado abandonados y a ellos les han dado muchos más millones para los Mossos. Estamos aquí porque nos sentimos traicionados. Nos mintió» -Decía otro agente-  Con la cara cubierta (lo de cubrirse, es por miedo a las represalias) no temor al coronavirus.

Hago la siguiente reflexión

Pinocho es el rostro amable de la mentira. Su nariz, indiscreta, crece cuando falta a la verdad, pero está tan acostumbrado… que no se da cuenta. Un personaje con semejante hándicap, no podría aspirar al éxito en la sociedad de antes… ni de ahora. Poco imaginaba el escritor Carlo Collodi en 1883,  que su cuento de aventuras y su criatura de prominente nariz, habrían de compartir una gloriosa posteridad.  Sigue siendo uno de los libros más vendidos.

El síndrome de Pinocho, se conoce en  psiquiatría y psicología con  el apelativo  de “mentira patológica” o “mitomanía”. Los neurólogos,  indican que esta patología se caracteriza,  por la compulsión irremediable que sufren algunas personas para cambiar la verdad, convertida la mentira en beneficio.

En edades adultas, observamos, a personas que rodean  su vida de mentiras y engaños, justificando así sus interesadas  acciones.  La consecuencia más directa que surge de la mentira, es el daño que hacemos a otros, creando desconfianzas.  Pedro Sánchez queda atrapado en sus mentiras.

¿Qué trajo a los españoles? Resucitar -como antes lo había hecho su maestro Zapatero- el odio entre las dos Españas. Una sociedad crispada. Más paro, más impuestos, en definitiva daño social, político y económico. Ha olvidado que cuando se bajan los impuestos, se crea empleo; alejar a la persona del trabajo, lleva al ocio, vicio y privación.  Otras mentiras: plagió la tesis, dijo que no pactaría con independentistas,  y faltó tiempo para darse el abrazo con Iglesias, el que le quitaba el sueño si entraba en su gobierno. Y tan feliz se siente…  que premia a la parejita con ministerios. Sobran comentarios sobre la no verdad de Sanchez, en el pasado, en el presente y el futuro negro que nos espera.