Viernes, 10 de abril de 2020
Alfoz al día

Santa Marta acondiciona dos nuevos patios en la Escuela Municipal Infantil

Permitirán que los niños puedan disfrutar de un nuevo espacio de juegos, cubierto en invierno, gracias a los toldos con que cuenta, y abierto en verano cuando sean retirados
La cocnejala Esther Casado, en las nuevas instalaciones

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes acaba de completar el acondicionamiento de dos nuevos patios exteriores en la escuela municipal infantil. La obra ha supuesto un coste de 4.126 euros.

Se trata de dos espacios que hasta el momento no tenían ningún uso porque no se encontraban adaptados a los más pequeños, infrautilizados por tanto a pesar de su extensión. Ahora, gracias a la colocación de un césped artificial se han puesto en valor y permitirán que los niños puedan disfrutar de un nuevo espacio de juegos, cubierto en invierno, gracias a los toldos con que cuenta, y abierto en verano cuando sean retirados.

La Escuela municipal Infantil tiene unas instalaciones privilegiadas, como manifiesta la concejal del área, Esther Casado, “actualmente cuenta con cinco aulas: la de bebé, donde se encuentran los niños de 4 meses a 1 año, dos aulas de 1 a 2 años y otras dos de 2 a 3 años. En ella los pequeños se encuentran separados por nivel madurativo en semestres, de enero a junio y de julio a diciembre, una fórmula que facilita su adaptación, trabajo y evolución. Una fórmula que está siendo un éxito y que permite que se les atienda en función de su nivel madurativo”.  Asimismo dispone de otras instalaciones que la dotan de un gran valor, “cuenta con dos aulas de siestas, un aula de psicomotricidad, un aula de usos múltiples, un comedor, y un aula para actividades manipulativas, además cada aula con su propio baño adaptado”.

En otro orden de cosas, y como valor añadido, “ofrece un servicio de comedor en el que se sirven comidas elaboradas en la propia cocina de que dispone el centro y del que los pequeños pueden disfrutar de manera mensual o bien por días, en función de las necesidades de los padres”.

Además de todo ello desde el Ayuntamiento ya se contempla la creación próxima, de “un huerto en el que los niños podrán aprender cómo cuidar las plantas y sus frutos, en un espacio exterior que también carecía de uso hasta la fecha”.

En el centro trabajan actualmente seis educadores pues cada aula cuenta con el suyo propio y una persona de apoyo, una cocinera y una limpiadora. Las aulas y el profesorado se incrementan en función del número de alumnos, aunque en la actualidad se cumplen estrictamente con los máximos fijados que establecen que en el aula de bebés haya un máximo de ocho niños, en el de 1 a 2 años un máximo de 13 y en el aula de 2 a 3 años un máximo de 20 alumnos.