Las manos en el fútbol, un misterio del universo por resolver...

            Las 17 Reglas del fútbol siempre fueron sencillas y se fueron perfeccionando con el tiempo. Es curioso, pero a medida que se incorporaron muchas sutilezas para aclarar la norma, se han ido complicando hasta el punto de que, cada año, aparece una moda que desconcierta aún más al personal. De hecho, no acabamos de entender la tolerancia más o menos evidente en el fútbol inglés, o francés, o alemán, comparado con el español. O en las competiciones locales si las comparamos con las internacionales.

         El presidente del Comité Técnico Arbitral, señor Velasco Carballo, recientemente intentó aclarar las decisiones que están alimentando polémicas en casi todas las jornadas. Vaya por delante que a mí personalmente me resulta muy fiable el presidente y está intentando ser transparente. Y dijo: “Cuando el VAR interviene, es muy fiable. El VAR español está muy bien valorado a nivel mundial. Cuando el VAR interviene, hace justicia”. También recordó que el “VAR no es un instrumento de consulta”. Definitivamente, todas las jugadas se chequean y el VAR llamará al árbitro de campo en caso de una jugada muy clara y siempre que sea llamado ya que no puede ir a manera de consulta. El VAR se puede aplicar en los siguientes casos:

1.     Goles (si se comete alguna infracción que lo invalide, como fuera de juego o falta).

2.    Tarjetas rojas directas.

3.    Penaltis (mismos supuestos que los goles).

4.    Confusión de identidad de un jugador.

             Sin embargo, el asunto más caliente ha sido el de las manos. Por ello, Velasco Carballo explicó aquellas que deben pitarse y aquellas que no.

Se debe pitar mano:

a). Si la mano es voluntaria.

b). Si la mano está en una posición antinatural y ocupa más espacio que el cuerpo.

c). Mano o brazo a la altura del hombrro por encima.

d). Atacante que marca gol o inmediatamente genera ocasión de gol. (Incluso si proviene de rebote).

No se debe pitar mano:

a). Si el balón es jugado y el propio jugador se da con el balón en la mano.

b). Mano o brazo en posición natural.

c). Mano o brazo están entre el cuerpo y el punto de apoyo en el terreno de juego.

            Les aseguro que lo tengo mucho más claro que ayer pero mucho menos que mañana, cuando veo las resoluciones de los partidos de cada jornada. Es comprobable día a día que la teoría transmitida por Velasco Carballo no es aplicada con criterio uniforme y contundente por sus árbitros. Todos tenemos una amplia tarea para comprender y ser comprensivos.