Lunes, 6 de julio de 2020
Béjar al día

El Carnaval finaliza con hielos arrojados a la disco-móvil instalada en La Corredera

Los orígenes del Carnaval se remontan a fiestas paganas que la tradición cristiana revistió de una cierta permisividad antes del periodo de Cuaresma

Fiesta de Carnaval en Béjar

Día de Carnaval en las calles de Béjar que ha comenzado con el inicio de la fiesta desde el balcón del Ayuntamiento y el posterior desfile por la Calle Mayor hasta La Corredera, donde ha tenido lugar el concurso de disfraces en el que se ha alzado con el primer premio el grupo vestido de bomberos y fuego, después ha dado comienzo la discomóvil, no sin incidentes, pues la Policía ha tenido que intervenir en varias ocasiones reclamada desde los micrófonos de quienes estaban poniendo la música, debido a que se estaban arrojando cubitos de hielo contra el escenario, según las opiniones de varias personas a las que hemos preguntado, se ha debido a que algunos grupos de jóvenes estaban descontentos porque se estuviera simplemente reproduciendo con un ordenador una lista de Spotify en lugar de que un DJ pinchara la música y otras personas pensaban que simplemente se ha tratado de una gamberrada.

Los orígenes del Carnaval

El origen según algunos etnógrafos e historiadores, está en varias fiestas paganas como la que se celebraba en honor a Baco, el dios romano del vino; las saturnales y las lupercales romanas, o las que en Egipto se celebraban en honor a Apis,  algunos incluso se remontan en datar sus orígenes a la antigua Sumeria, hace más de 5.000 años. Al parecer estas festividades se fueron expandiendo por Europa a través de la costumbre  y fueron llevadas a América por los navegantes españoles y portugueses. Aunque en cada lugar del mundo, en el que se celebra el Carnaval, éste adquiere su propia identidad, todos los carnavales tienen en común la permisividad y cierto descontrol, aunque en otras épocas se usaban máscaras, quizás para dotarlos de una cierta apariencia de decoro.

Esta fiesta aparece documentada por primera vez en la Edad Media y se enriquece a partir del Renacimiento, en la actualidad es una suma de fiestas paganas asociadas a la celebración cristiana de la Cuaresma, periodo previo a la Semana Santa.