Jueves, 2 de abril de 2020
Las Arribes al día

Vitigudino se viste de verde en apoyo a la Asociación ELACyL durante la V Carrera Urbana  

Héctor Martín Gil, David Lamas San Blas y José Luis Fernández Crespo, en masculino, y Marta Rodríguez, Irene Sánchez y Ángel Sofía Pérez, en femenino, pódium absolutos

Vitigudino se vistió de verde para volcarse una vez más con la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica de Castilla y León, colectivo que desde hace algo más de dos años tiene en esta localidad a Adolfo Vicente Delgado como causa común de los vecinos. Y como cabía esperar, Vitigudino hizo gala de su solidaridad para luchar contra esta enfermedad, ahora con una marcha senderista y la V Carrera Urbana de Vitigudino, acciones para las que la Asociación ELACyL ha recaudado 2.200 euros, a descontar el gasto de las camisetas vendidas durante sendos eventos.

A las seis de la tarde comenzaba la V Carrera Urbana de Vitigudino, prueba incluida en el calendario de pruebas populares de la Diputación Provincial, de 8 kilómetros de longitud  con tres vueltas a un circuito totalmente urbano.  Sin categorías menores, participarían cerca de 60 atletas de las categorías absoluta masculino y femenino, y veteranos, además de los dos mejores locales. El encargado de dar el pistoletazo de salida era Adolfo Vicente.

En masculino resultaba vencedor Héctor Martín Gil, seguido de David Lamas San Blas y el local José Luis Fernández Crespo, por lo que al no ser acumulables los premios, entraría al podio en el acto de entrega el cuarto clasificado, Adrián Moro.

En femenino, la victoria era para Marta Rodríguez, seguida de Irene Sánchez y Ángel Sofía Pérez, mientras que la mejor local era Fátima Santos Hernández.

En la entrega de premios participó la alcaldesa de Vitigudino, Luisa de Paz, además de la concejala María José Vicente y varias integrantes de la Asociación ELACyL, un acto que fue conducido por el concejal de Deportes, Óscar Martín.

Marcha senderista

Dos horas antes de dar la salida a la carrera arrancaba una marcha senderista desde la Plaza de España de Vitigudino, ruta en la que participarían cerca de 200 personas, que demostraron con este gesto su solidaridad para con los enfermos de ELA.

Aunque en principio solo había previsto un recorrido de 5 kilómetros, finalmente se hicieron dos itinerarios, uno más largo de 9 kilómetros, lo que hizo que el ‘pelotón’ de senderistas se difuminase en la dehesa, antes de llegar al avituallamiento de la charca grande.

Los primeros senderistas llegaron a las Cuatro Calles en menos de dos horas, aunque durante 30 minutos se pudo observar un chorreo constante de senderistas, que conforme iban llegando eran obsequiados con un chocolate, cortesía de Adolfo Vicente.

Finalmente, tarde solidaria en Vitigudino por una excelente causa que sirvió para entregar a la Asociación ELACyL un cheque de 2.200 euros que servirán para que este colectivo preste atención a los afectados por esta enfermedad y sus familiares, y para sensibilizar a la Administración de la necesidad de dedicar más recursos y esfuerzo a la ELA.