Jueves, 13 de agosto de 2020

Diferencia entre insulto y blasfemia

Guillermo Toledo Monsalve (Madrid, 22 de mayo de 1970) más conocido como Willy Toledo, actor, productor de teatro y activista político español; firme defensor de la Revolución Cubana, y de movimientos de izquierdas en América.  Lleva en el mundillo  de la farándula 23 años, ha pergueñado 25 películas y 5 series. 0 nominaciones.0 euros nos han generados sus bodrios. Realizados con subvenciones estatales, osea con mis impuestos, y esto señor Guillermo ¡NO! ¡esto no! Le aconsejo, usted, tan defensor de los regímenes comunistas, se vaya a Cuba, sabrá lo que vale una palabra contra Fidel. Le defino como ejemplo de elegancia en su lenguaje, respeto y saber estar. Pensará que es lo más de lo más. ¡Pena! En el fondo me parece un chuletas sin más, uno de tantos que buscan su minuto de gloria.

 No obstante le recuerdo Willy, que detrás de los insultos que ha hecho a la Virgen María y a Dios, esconde sentimientos de odio (RAE: Aversión o repugnancia violenta hacia algo que provoca rechazo)  Una persona normal suelta un insulto espontaneo Ejemplo: va usted o yo conduciendo y  otro conductor se nos cruza, pillar a un ladrón robando la bandera de España provoca ira ( RAE: Sentimiento de enfado muy grande y rabia) entonces  proferimos un insulto (RAE:. Acción que ofende o humilla)  Le quedó claro ¿verdad Willy?

 Le pregunto ¿por que?, ¿que gana? No me conteste, lo sé. Odia la religión católica y además querido Guillermo o Willy, si no dice blasfemias (RAE: expresión injuriosa que se dice contra Dios  y útiles sagrados) ni se le conoce, ni se le espera, ni se le echa de menos. Digo que es un trovador metepatas de la progresía, hoy crecidos, por estar gobernados por comunistas. Le reto a decir lo mismo de Mahoma o Alá.

 No obstante que se puede esperar si el vicepresidente Iglesias no duda en decir: El juicio a Willy Toledo es un sin sentido. Es indignante que haya corruptos que se van de rositas (eso lo dice por los de su partido) y que a la vez haya gente que pueda acabar en la cárcel por cagarse en Dios» No me sorprende que Pablo Turrión haya escrito esta boutade, muy propio de él. Los países a los que ambos admiran… la libertad de expresión... como que no, no Iglesias y Toledo, en su Venezuela y su Cuba, la libertad se paga muy, pero que muy caro, la vida van en ello. Y eso Willy y Pablo, siendo comunistas, lo saben muy bien. En los países de sus admirados líderes, por faltar el respeto, no a Dios, sino al amado líder, se acaba en la cárcel o unos añitos de  trabajos forzados ¿Cómo se le quedarían los cuerpos? Cuídese, en vez de 49 años, aparente cuarenta  más cuarenta…  con guinda en la tarta.