Concordia 2020

Los actuales regidores del Ayuntamiento y la Universidad están llevando a la categoría de lógica normalidad, lo que durante años fue quimera imposible de alcanzar, por razones desconocidas para muchos, pero sabidas por los salmantinos que censurábamos el alejamiento institucional entre el Consistorio y el Estudio.

Nuestro alcalde y el rector de la Universidad han llegado a un nuevo acuerdo de colaboración, para llevar a cabo un hermoso proyecto, que han llamado “Concordia 2020”, pretendiendo hacer de nuestra ciudad un espacio de entendimiento y diálogo que concluya en convivencia pacífica, fecunda relación institucional y provechoso beneficio social, donde la tolerancia, el respeto, la cooperación, el consenso y la participación ciudadana  sean las bases que sustenten la concordia entre todos los vecinos.

Programa de actividades culturales y educativas en nuestra ciudad en busca de una concordia desconocida en otras latitudes, donde la discordia brilla con luz propia, iluminando descalificaciones recíprocas entre quienes debían unirse en un proyecto común útil para los ciudadanos que esperan respuestas a sus demandas. 

La concordia  que patrocinan el representante municipal de los salmantinos y el regidor de la superior institución educativa de nuestra ciudad, -crisol de ilustración, sabiduría y educación-, tiene que ver con la unión en meritorio proyecto y armonía compartida; con el trabajo en equipo por el bienestar común; y el interés por hacer de nuestra ciudad un lugar civilizado de apacibilidad vivencia cervantina, prolongando el lema universitario Omnium scientiarum princeps Salmantica docet, más allá de la enseñanza de todas las ciencias, en un sabio intento de llevarnos por caminos de concordia ciudadana y cultura más allá de las aulas académicas, pretendiendo dar a los salmantinos lo que en otras ciudades niegan sus regidores a los ciudadanos.

“Cultura contra autoritarismo” dice el rector, como antídoto contra todos los males. Así es, contra el dogmatismo, cultura; contra la intolerancia, cultura; contra la violencia, cultura; contra el fundamentalismo, cultura; contra la manipulación, cultura. No hay otro fármaco capaz de sanar las enfermedades sociales, ni sucedáneo curativo que pueda erradicar las embestidas a la paz, ni mejor vacuna para prevenir las dolencias colectivas que amenazan.

Gracias Carlos y Ricardo; gracias Ricardo y Carlos, que tanto monta, por la concordia institucional que mostráis; gracias por la mutua colaboración que evidenciáis; gracias por vuestro ejemplo de entendimiento y diálogo; gracias por vuestro testimonio de servicio a causa tan noble; y gracias por el maridaje que estáis consiguiendo entre la Universidad y la ciudad, que tanto hemos echado de menos los salmantinos.