Martes, 25 de febrero de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Miguel Ángel Perera declara su amor garrochista por Ciudad Rodrigo

En el tramo final de su pregón para la Peña El Caballo, se ‘ofreció’ para aparecer en años venideros en los carteles taurinos del Carnaval

El Teatro Nuevo Fernando Arrabal de Ciudad Rodrigo fue escenario a última hora de la tarde del Día de San Valentín de la profunda declaración de amor garrochista por Miróbriga de Miguel Ángel Perera, quién tiene el toreo como profesión y la garrocha como afición, según él mismo expresó durante su intervención sobre las tablas del Teatro para la Peña El Caballo dentro del preCarnaval Cultural mirobrigense.

Hasta allí se llegó en el habitual paseíllo desde el Monumento al Garrochista, a donde a su vez llegaron en un desfile previo desde el centro histórico la Rondalla III Columnas, los miembros de la Peña, Miguel Ángel Perera, y una ‘cuadrilla’ de la que formaba parte el pregonero del año pasado, el también diestro y garrochista Julián López ‘El Juli’, que es gran amigo de Perera.

Junto al Monumento al Garrochista, todos los que formaron parte de esa comitiva (excepto la Rondalla) se hicieron las habituales fotos de familia acompañados de la Corte de Honor del Carnaval, antes de poner rumbo al Teatro Nuevo escoltados por la Policía Local. Por cierto, que en la subida al Registro toda la comitiva tuvo que ‘lidiar’ con un vehículo que bajaba del Registro y que no es que tuviera precisamente cuidado, sino todo lo contrario, golpeando incluso en el brazo a algún miembro de la Rondalla.

 

La comitiva recorrió toda la calle Madrid para llegar a la Plaza Mayor, donde continuaban los trabajos de montaje del coso taurino, a donde se había acercado un rato antes al menos El Juli, quién estuvo departiendo con algunos de los constructores. Una vez en el Teatro Nuevo, se entregó en el hall la distinción al Garrocha de Plata de este año de la Peña, Victorino Risueño García, mientras que Miguel Ángel Perera tuvo la oportunidad de saludar a la joven promesa Marco Pérez.

El acto se abrió con unas palabras de Juan Luis Montero ‘Perita’, quién además de declarar su amor por su mujer, se encargó de guiar la velada, dando paso a Tomás Morenés, quién presentó a Miguel Ángel Perera, de quién destacó que es una persona “muy familiar”.

El pregón

Tras repasar algunas de las personas que le han precedido en el puesto, el pregonero inició su intervención hablando de Salamanca, la cual “siempre me quiso mucho y esta es una muestra más”, de ahí que quisiera en su pregón “profesar mi cariño a esta tierra”, evocando por ejemplo a Santiago Martín El Viti y a Julio Robles, y mencionando por ejemplo que Salamanca “siempre estuvo ahí, en el horizonte de mis pasiones y mis anhelos”.

A continuación, mencionó lo que decíamos al principio, que el toreo “es su vida, y mi vida es el toreo; nací para ser torero, me lo ha dado todo”, y que “la mayor de mis pasiones es acosar y derribar ganado bravo y manso; cada día me atrapa más”. A partir de ahí, relató su propia historia de garrochista, que comenzó cuando compró una finca, Los Cansaos, en tierras extremeñas.

Perera se inició en el mundo de la garrocha con Caracolo, un caballo que le dio El Juli que fue “un crack de la garrocha”. Cuando se quedó cojo, El Juli le regaló otro. Una vez iniciado en el mundillo, entró “en un grupo de garrochistas extraordinarios de España y Portugal, de los que no dejo de aprender en cada encuentro”, siendo ya “sobre todo amigos, hombres de bien, de campo”, con los que comparte “la felicidad que nos da la garrocha”, añadiendo que “ser garrochista es ser un poco torero”. Después de varios años, “ahora entiendo porque tantos toreros se hayan sentido interesados por acosar”.

El tramo final del pregón estuvo dedicado a alabar a Ciudad Rodrigo, que es “importante en el mundo de la garrocha; como un templo, una cátedra que me ganó para siempre” tras participar dos veces en el Concurso de Acoso y Derribo de la ciudad. La primera vez, en 2017, tuvo una participación “discreta”, pero “me llevé la cultura profunda del acoso”, reflexionando que “correr en Ciudad Rodrigo es sentir que lo haces en la élite por el ambiente, los participantes...”.

Posteriormente, mencionó varias cuestiones de Ciudad Rodrigo relativas al Carnaval como la Campana o los “torerillos”, para los cuales es “su Maestranza y Las Ventas a la vez”. Por último, se ‘ofreció’ para torear en Carnaval en años venideros: “antes te he pregonado que te he toreado y espero volver para montar a caballo”. Juan Luis Montero ‘Perita’ ‘confirmó’ que Perera estará el año que viene en los carteles, indicando que seguirá el camino de El Juli, que el año pasado fue pregonero de la Peña El Caballo, y este año actuará en uno de los festivales carnavaleros.