Miércoles, 19 de febrero de 2020
Bracamonte al día

El Punto Limpio cerraba 2019 con un 18% más de usuarios y un aumento general de las recogidas, salvo en los residuos vegetales

Las cifras registradas muestran sensibles aumentos, mientras que se anuncia la posible creación de un punto fijo de recogida de residuos vegetales y la firma de un convenio para la retirada en camiones de toda ella
La alcaldesa Carmen Ávila y el concejal de Medio Ambiente, Antonio Poveda, presentaban los datos del Punto Limpio en 2019
La alcaldesa de Peñaranda, Carmen Ávila, junto al concejal de Medio Ambiente, Antonio Poveda, han dado a conocer este jueves los datos referentes a la recogida de residuos contabilizados en el Punto Limpio durante el pasado año 2019, destacando de ellos un sensible aumento en las cantidades algo que, tal y como subrayaban, “muestran una mayor sensibilidad de los ciudadanos y los vecinos de la ciudad con el reciclaje y el cuidado medioambiental”.
 
Un balance anual que se cierra con 4.000 visitas de usuarios a estas instalaciones, lo que supone un aumento del 18% con respecto a 2018, mientras que los días de la semana con mayor afluencia de visitantes han sido los sábados, con 930 asistencias, y los viernes con 768 asistentes.
 
En cuanto a los periodos, destacan los meses de marzo, con 425 usuarios, julio con 416 y agosto con 422, mientras que por franjas horarias sobresalen los tramos de 11 a 12 horas, con 2.000 visitas registradas, y de 12 a 13 horas, con más de 1.800 recogidas. Por sectores también se han conseguido buenos datos, contabilizándose 2.471 llegadas de particulares, mientras que del pequeño comercio y oficinas se han contabilizado 1.040 y 587 respectivamente.
 
La regidora municipal ha detallado que por residuos destacan las 100 toneladas de papel y cartón recogidas, a través del servicio semanal del Ayuntamiento, mientras que de aparatos eléctricos se han contabilizado 30.646 kilos y de enseres y otros residuos pequeños se han almacenado 98.060 kilos.
 
Las pequeñas obras han supuesto una recogida el pasado año de 50 toneladas, a las que se suman los 17.860 kilos de vidrio plano mixto, los 471 colchones y los 216 somieres. La recogida de ropa, realizada a través de una Cooperativa Social, ha contabilizado un total de 1.556 kilos el pasado año, mientras que en cuanto a grasas y aceites se han retirado 80 kilos.
 
Ávila ha querido también subrayar los datos del servicio municipal de recogida de enseres, que se realiza dos veces al mes, y que ha contabilizado un total de 241 avisos durante el pasado año. Una asistencia que continuara activa en los mismos periodos durante este año, siendo necesaria su petición a través del teléfono o el departamento de Medio Ambiente, para que sean operarios del Consistorio los que se personen en la dirección y realicen la retirada, evitando así que se depositen fuera de horario en el acceso al Punto Limpio, por lo que se hace un llamamiento a la población para que se den todos los avisos necesarios y evitar que ocurra.
 
En lo referente a la recogida de residuos vegetales puesta en marcha en las instalaciones del Punto Limpio a través de un programa piloto, Antonio Poveda ha mostrados los bajos índices de uso, llegándose a contabilizar tan solo 100 kilos y señalando que “no ha tenido el éxito que esperábamos” mientras que anunciaba que estudian la creación de un punto fijo para su recepción de manera continuada, algo que, una vez esté en marcha, ofrecerá un mayor control de este tipo de residuos, tratando de impedir que se depositen en otros lugares.
 
A mayores de esta implantación, la primera edil también anunciaba la firma de un convenio para la salida de los residuos vegetales, que se realizara a través de una empresa encargada de recoger y trasladar en camiones toda la poda, acuerdo que no supondrá coste alguno para las arcas municipales.