Miércoles, 8 de abril de 2020
Las Arribes al día

El Ayuntamiento de Vitigudino acuerda actualizar el Reglamento Orgánico Municipal

La oposición critica el acuerdo porque entiende que el objetivo es prescindir de la Junta de Gobierno Local, órgano solamente obligatorio para municipios de más de 5.000 habitantes e incluido en el actual documento

La sesión plenaria se desarrolló por momentos en un tono bronco y con desconsideraciones hacia varias personas / CORRAL

Por 6 votos a favor, 4 del PP, 1 de Contigo Somos Democracia (CSD) y 1 de la concejal no adscrita, el Ayuntamiento de Vitigudino aprobó este jueves en la sesión extraordinaria del pleno, actualizar el Reglamento Orgánico Municipal de acuerdo a la normativa actual “para su adaptación a las nuevas situaciones y normas jurídicas, de rango superior, que han entrado en vigor”, al mismo tiempo que acordó “no convalidar” el acuerdo plenario del 29 de agosto sobre su vigencia.

De esta manera, el primer punto del acuerdo reconoce la existencia del Reglamento municipal y que será actualizado para su aplicación de acuerdo a la normativa vigente, aunque para la oposición el acuerdo entraña la desaparición de la Junta de Gobierno Local, que como explicó el concejal de CSD, Antolín Alonso, es un órgano “fundamental” para la participación de los integrantes del equipo de Gobierno, especialmente “los tenientes de alcalde”, y “es un soporte importantísimo de la Alcaldía” al no tener que tomar las decisiones en solitario, al menos de manera oficial.

En un sentido similar se expresaron varios concejales de la oposición, que señalaron la vigencia del documento y criticaron que su actualización pueda servir para la eliminación de la Junta de Gobierno Local, solo imprescindible para aquellos municipios de más de 5.000 habitantes. Tanto desde el PSOE como desde Ciudadanos, se criticó la ausencia de un informe de Secretaría así como la presentación de otro del abogado municipal que valida la propuesta de la Alcaldía. El concejal del PSOE, Javier Muñiz, recordó además que al no haberse recurrido el acuerdo del pleno del 29 de agosto, el acuerdo debía considerarse “inatacable”.

Por su parte, el edil de Cs, José María Herrero, en su propio nombre, reconoció también la vigencia del ROM y que “merece actualizarlo”, por lo que propuso la creación de un nuevo marco normativoactualizado y en consenso con todos los grupos políticos”. Asimismo, criticó la actitud de la oposición del Ayuntamiento en los últimos años por “judicializar la política” municipal, situación que se ha acrecentado en los últimos meses.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Germán Vicente, insistió en la vigencia del ROM “hasta que la secretaria se negó a convocar a la Junta de Gobierno Local”, volviendo así a centrar sus críticas en la secretaria municipal, a la que acusó de no hacer caso sus indicaciones cuando ejercía como alcalde, cuestión sobre la que también reconoció su culpa, aunque recordó cómo finalmente promovió la apertura de un expediente, trámite que invitó a seguir a la alcaldesa Luisa de Paz.  

La oposición denuncia falta de información

El momento más bronco de la sesión llegaba en el segundo punto de la sesión, cuando se abordaba la estimación o no de dos recursos presentados por el portavoz de Ciudadanos sobre acuerdos plenarios anteriores. En este apartado, el portavoz socialista denunció la falta de información en la comisión informativa celebrada el 6 de febrero, por lo que calificó el hecho de “tomadura de pelo” al haberla recibido el día 11, lo que negó la alcaldesa de forma sistemática, una reacción que encendería aún más a Germán Vicente, hasta el punto de desviarse del punto y recordar “las condiciones en las que estás gobernando”, palabras en alusión al apoyo recibido de varios de los concejales de otros grupos municipales.

El debate se tornó en bronco, con un tono más alto de lo necesario, como tuvo que recordar la edil popular Victoria Rodríguez, que pidió respeto en las intervenciones, palabras con las que también aludía a las manifestaciones del portavoz de Cs, José Antonio Pérez Blanco, sobre sus deseos para la secretaria municipal, al que hubo de retirarle la palabra la alcaldesa por sus reiteradas faltas de consideración. Asimismo, Herrero recordaba al PSOE lo sufrido por la oposición tres años atrás cuando denunciaba reiteradamente falta de información, momento en el que PSOE ostentaba mayoría absoluta en la Corporación.

Los recursos fueron desestimados con el mismo resultado que la anterior votación, 6 votos a favor de la desestimación, 4 del PP, 1 de CSD y 1 de la edil no adscrita; por 3 votos en contra, 2 del PSOE y 1 de Cs; y 1 abstención, esta última del edil naranja José María Herrero que, como en el anterior punto, explicó que con su abstención pretendía eludir tener que acudir al juzgado, en alusión a que sendos acuerdos llegarán a los tribunales.      

Antes del debate de estos puntos, el pleno desestimó el recurso de impugnación de la convocatoria presentado por Pérez Blanco, por carecer de toda la información en el momento de recibir esta, afirmación que fue rechazada por la alcaldesa Luisa de Paz.

También se aprobó la ratificación del decreto de Alcaldía para las fiestas locales de 2020, que serán 11 y 12 de junio (jueves y viernes de Corpus). Asimismo, se dio cuenta de la liquidación del ejercicio 2018 y el abandono del PSOE de la edil María José Vicente, actualmente como no adscrita ningún grupo.