Viernes, 28 de febrero de 2020

Podemos presenta veinte alegaciones a la Ordenanza de terrazas

La formación asegura apostar por un modelo de ciudad en el que los espacios públicos puedan ser disfrutados por todas las personas que la habitan

Los concejales de Podemos después de registrar sus alegaciones

Podemos ha presentado veinte alegaciones al proyecto de modificación de la Ordenanza Municipal reguladora de la instalación de terrazas en la Plaza Mayor y calles aledañas, y una a la general de instalación de terrazas en terrenos de uso público, para que se anule el artículo 12, conforme a la Sentencia del Tribunal Supremo.

Podemos apuesta por un modelo de ciudad en el que los espacios públicos puedan ser disfrutados por todas las personas que la habitan y no se encuentren usurpados por unas terrazas que han ocupado el espacio que han dejado libre los coches.

Desde hace meses Podemos Salamanca está recogiendo la opinión de los vecinos y vecinas, especialmente de los que viven y comercian en el barrio antiguo, para conocer su sensibilidad en torno a la regulación de las terrazas en el espacio público y apoyar sus reivindicaciones, aprovechando la oportunidad de una nueva ordenanza de instalación de terrazas.

Podemos no está en contra del negocio de los hosteleros, pero no es aceptable el chantaje de los posibles puestos de trabajo que generan las terrazas, porque ahora encontramos terrazas llenas y locales vacíos. La experiencia de lo que ha ocurrido en otras ciudades en las que se ha matado a “la gallina de los huevos de oro” con un turismo masivo que distancia a otro turismo de calidad y cultural, nos hace reflexionar y apostar por un turismo sostenible en el tiempo y que aprecie los valores de nuestra tierra, tanto culturales como arquitectónicos, extendiendo el interés, no solo por nuestra ciudad, sino también por nuestra provincia, abriendo el abanico de posibilidades para nuestros visitantes, y favoreciendo el aumento de pernoctaciones.

La supervivencia de la hostelería no depende del número de veladores en la calle, sino de la calidad y el servicio que se preste. Las personas que nos visitan no lo hacen por sentarse en una terraza, y el consumo, ahora centrado en unos pocos locales, se extenderá a otros muchos.