Martes, 31 de marzo de 2020

Evita sorpresas al adquirir un vehículo de segunda mano 

Hay muchas interesantes ofertas a la hora de comprar un coche de segunda mano… pero hay que tener cuidado si no queremos ser víctimas de ningún fraude

Uno de los términos con los que hay que llevar más cuidado es con la reserva de dominio. Es un término habitual en las operaciones de compra/venta de vehículos cuando estas se llevan a cabo a plazos. En el caso de que alguna vez hayas adquirido un vehículo de segunda mano a una entidad financiera, lo más probable es que en el contrato figure dicho término.

Solicitando un informe de vehículo dgt es posible conocer si el vehículo la tiene… pero vamos a empezar por el principio.

¿Qué es la reserva de dominio y qué supone exactamente?

La reserva de dominio hace referencia a la acción legal que nos dice que el vendedor tendrá la propiedad del vehículo hasta que se haga frente a todo el importe.

Suponiendo que la entidad financiera sea la propietaria del vehículo, este mecanismo se convertirá en una herramienta con la que reclamar a nivel judicial en el caso de que no cumplamos con los plazos.

Cuando se compra un coche de segunda mano que tiene reserva de dominio, no se nos está transmitiendo la propiedad ni el dominio del mismo hasta que todo esté pagado. Lo único que se nos ofrece es el uso y la posesión.

Al final del trato, tendremos que buscar la manera de cancelar reserva de dominio para evitar tener problemas de cara al futuro en el caso de que queramos vender o dar de baja el vehículo.

¿Cómo dar de baja la reserva de dominio de un vehículo?

Contrato de financiación: el primer paso será buscar el contrato de financiación y localizar la cláusula de reserva de dominio. Sino lo tenemos, seguramente podemos solicitar más información en Tráfico (nos darán unos códigos que nos permitirán encontrar la entidad bancaria que está detrás del préstamo).

Registro de Bienes Inmuebles: acudiremos a este organismo con el objetivo de solicitar una nota simple (aunque también es posible pedirlo online, con el DNI electrónico, sistema cl@ve, u otros sistemas).

Solicitud de carta de pago original: enviaremos la nota junto con nuestro DNI a la entidad con la que firmamos el contrato. Lo que haremos es solicitar una “carta de pago original”. Recibiremos una carta de cancelación de dominio, que tendrá un coste de entre 10-80€.

Registro: acudimos al Registro para presentar el DNI, documentación del coche, impreso de cancelación de reserva de dominio y la carta de pago original. En unas 2 semanas, el Registro actualizará la información.

Tráfico: finalmente, nos dirigiremos a Tráfico para comprobar que los datos del coche han sido actualizados y que no queda ni rastro de la citada reserva de dominio.

Importante: cualquier gasto derivado de este proceso, como el hecho de cambiar los datos en el Registro, los afrontará el solicitante.

Si tienes alguna duda, en la web blog.tramicar.es te explican como cancelar la reserva de dominio