Miércoles, 19 de febrero de 2020

La vida es más larga en Las Arribes

Multitud de municipios del entorno del Parque Natural marcan un riesgo de fallecimiento inferior al de la media nacional
Trabanca

A pesar de lo que pudiera parecer, el Atlas Nacional de Mortalidad en España no solo deja datos negativos; más bien al contrario, puesto que revela que buena parte de la provincia mantiene alejado el riesgo medio de mortalidad. Son numerosas las localidades salmantinas donde es menor que en el resto de España y destaca, sobre todo, la zona de Las Arribes del Duero donde un buen puñado de municipios marcan valores muy por debajo de la media nacional. Uno de los más llamativos es el caso de Cerezal de Peñahorcada. Allí el riesgo es un 39 % inferior a la media española a pesar de que, paradójicamente sí está por encima de la media (un 7 % más) la posibilidad de morir por paro cardíaco.

La tendencia también se observa en Trabanca y Monleras, con un riego un 29 % menor, Aldeadávila de la Ribera, municipio en el que el riesgo desciende un 28 % o El Manzano, Sardón de los Frailes y Almendra donde los datos recabados entre 1989 y 2014 sitúan el riesgo de mortalidad en un 25 % menos que la media del resto del país.

Igualmente, también encontramos varias localidades del entorno de Ciudad Rodrigo, Vitigudino y Lumbrales en las que las posibilidades de morir son menores. Villar del Ciervo es uno de ellos, con un 24% menos de posibilidades, o La Bouza donde el riesgo se reduce un tercio al igual que en Cerralbo.