Martes, 25 de febrero de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Nuevo récord para asegurarse entrar a ver a la Rondalla: 4 horas y media haciendo cola

Las invitaciones se agotaron en 27 minutos, llegando justo para todos los que estaban en la cola en el momento de abrirse la taquilla

Momento de la apertura

La pasión que despierta todos los Carnavales entre los mirobrigenses la Rondalla III Columnas ha ido este año un poco más allá, al volverse a batir el récord de tiempo haciendo cola para asegurarse entrar a ver a la murga, y además, en su primera sesión. En concreto, la primera persona en aparecer por las puertas del Teatro Nuevo Fernando Arrabal lo hizo a las 6.30 horas, media hora más pronto que el primero que lo hizo el año pasado, cuando se estableció un nuevo récord respecto a los años anteriores.

Esa primera persona en aparecer en la mañana del domingo tuvo que esperar la friolera de 4 horas y media hasta que por fin se abrió la taquilla con total puntualidad a las 11.00 horas. Eso sí, estuvo poco tiempo solo, porque enseguida empezaron a llegar más personas (sobre las 7.00 horas ya había 5-6 personas), que ‘disfrutaron’ de una mañana sin demasiado frío.

Evidentemente, estas primeras personas cogieron sin problemas invitaciones para la primera sesión, para la cual no se reparte todo el aforo, ya que hay unas cuantas que se quedan tanto el Ayuntamiento como la propia Rondalla III Columnas para sus compromisos. De este modo, este año fue necesario haber aparecido por la cola como muy tarde a las 9 de la mañana para coger entradas para la 1ª cita, que comenzará a las 20.00 horas.

 

Todos los que llegaron a partir de esa hora tuvieron que conformarse con obtener entradas para la 2ª sesión, programada para las 21.30 horas (algunos que aparecieron antes de las 9.00 horas cogieron para la 2ª porque prefieren “subir ya cenados”). Como siempre, cada persona pudo recoger un máximo de 2 invitaciones.

Hay que apuntar que en el momento de abrirse la taquilla a las 11.00 horas había unas 235-240 personas en la cola (como en años anteriores), que llegaban hasta las puertas de la Capilla de la Residencia San José. Exactamente todos los que estaban ahí en ese momento llegaron a coger entrada, quedándose sin ella los que aparecieron a partir de las 11.00 horas y aquellos que se volvieron a poner a la cola una 2ª vez.

En total, las invitaciones duraron en taquilla 27 minutos, cinco menos que el año pasado. Hay que recordar que las entradas no están numeradas con lo cual, todos aquellos que quieran coger un buen sitio en el Teatro Nuevo, deberán volver a hacer cola el próximo miércoles.