Lunes, 24 de febrero de 2020

La fábrica de biocombustible genera 2,66 millones de euros por cada empleado

Tomando en cuenta los datos del estudio elaborado por Iberinform que, sin embargo, no detalla las cantidades relativas al gasto de personal

El análisis más profundo de los datos elaborados por la consultora Iberinform para la revista Emprendedores sobre las 5.000 mayores empresas de España deja otros detalles llamativos relacionados con las once que tienen su sede en Salamanca. Uno de los que más choca es el del ratio entre volumen de ingresos y número de empleados. Aunque la rentabilidad final depende también de otros factores, el dato ofrece una aproximación al grado de éxito empresarial de la inversión realizada. No se puede obviar, sin embargo, que conocer el coste exacto del gasto de personal permitiría ser absolutamente precisos.  

Con los guarismos facilitados en el informe se puede aventurar que la empresa que más beneficiada sale de las once salmantinas en el ranking sería Biocarburantes de Castilla y León. La compañía que gestiona la planta de Bioetanol de Babilafuente obtiene una rentabilidad de 2,66 millones de euros por cada uno de los 66 trabajadores allí empleados.

El segundo lugar lo ocuparía la chacinera Cárnicas Claudino Sánchez pese a ser, curiosamente, la empresa que menos factura de todas las grandes salmantinas. Sin embargo, se sitúa como una de las que más rentabilidad obtiene dado que emplea a 19 personas y genera más de 45 millones de euros de ingresos. La medalla de bronce de este ranking alternativo iría a parar a Piensos Campal, que con 115 trabajadores obtiene unos ingresos de 243,87 millones de euros.

En el extremo opuesto encontramos a Estrella de Castilla, la otra chacinera de Guijuelo en el grupo de las grande, que da trabajo a 340 trabajadores y logra unos ingresos de 87,08 millones de euros por lo que la ‘rentabilidad’ media por empleado es de 250.000 euros.