Lunes, 24 de febrero de 2020
Las Arribes al día

“Vilvestre unido jamás será vencido”

Intervinieron Fernando Rubio, Luis Rodríguez y María García, que minutos antes lo habían hecho en Aldeadávila en una jornada de convivencia de las JJSS con la intervención, también, de Jerónimo Cantuche

Vilvestre exclamó a la salida de la charla "Vilvestre unido jamás será vencido" / CORRAL

“Vilvestre unido jamás será vencido”. Ese fue el lema con el que un centenar de vecinos de Vilvestre finalizaron la charla sobre la reestructuración de la sanidad rural ofrecida en esta localidad por integrantes de la plataforma en defensa de la sanidad rural. En la mesa de ponentes estuvieron el diputado provincial del PSOE y alcalde de Juzbado, Fernando Rubio; el Secretario provincial de Política Municipal del PSOE, alcalde de Pereña y médico rural, Luis Rodríguez; y María García, sec. provincial de Sanidad PSOE, todos ellos acompañados por el alcalde de Vilvestre, Juan Ángel Gorjón, y la concejal Beatriz Arjona.

En su intervención, Fernando Rubio explicó la propuesta de la Consejería de Sanidad, documento marco que se presentó el pasado mes de noviembre en respuesta al deterioro de la asistencia sanitaria que sufre el medio rural, “una propuesta que si se llega a llevar a cabo será el final de muchos pueblos como Vilvestre, que quedará en una situación bastante triste”, señalaba.

“No se va a cerrar ningún consultorio porque son de los pueblos –señalaba Rubio–, pero el problema es el personal médico. La propuesta es concentrar consultorios”, por lo que dio lectura al apartado del documento marco que hace referencia a la organización que se fundamenta en la asignación de un cupo poblacional a un profesional en lugar de un territorio. “Se trata de concentrar la asistencia médica en el centro de salud y en un número pequeño de consultorios locales de agrupación (Centro Rural de Agrupación), que tendrán un médico y una enfermera. El resto pasarán a denominarse consultorios de proximidad. El médico de familia se desplazará al consultorio siempre que exista necesidad asistencial, mediante cita previa, a la demanda o bajo criterio de un profesional”, por lo que Rubio hizo hincapié en que “no van a cerrar nuestros consultorios, pero desaparece la consulta ordinaria en los pequeños municipios, y además dicen que quieren potenciar otro tipo de asistencia como la vía telefónica e internet”.

También habló de las mejoras propuestas como ecografías, pequeñas intervenciones, pero en su opinión “están preparando el camino para dar el gran hachazo, que es acabar con las consultas ordinarias, pero se han puesto nerviosos hasta el punto de que dicen que no se va a aplicar en Salamanca, porque les hemos salido al paso y tenemos ya cerca de 150 pueblos que se oponen. La campaña ‘Nuestro médico se queda’  “es pura dignidad y defensa del medio rural, no lleva logos y hay muchas plataformas detrás”, aseveró.

Para Luis Rodríguez, “nos han presentado un modelo que tiene muchos riesgos, es tan malo que seguramente no lo pongan en marcha. ‘El miedo guarda la viña’, que dicen en mi pueblo, Pereña. Si quieren garantizar la asistencia lo que tienen que hacer es poner una Unidad Medicalizada de Emergencias en Vitigudino. En sanidad cualquier contingencia se resuelve con tiempo, y es lo que no tenemos en estos pueblos. Este modelo me preocupa porque el fin último que persigue es acabar con la sanidad en el medio rural, porque es cara. El dinero que se quieren ahorrar de la sanidad en los pueblos va a ir a la sanidad privada, la que no va a venir a este pueblo porque no es rentable. Lo que finalmente pase con la sanidad, para nosotros es un problema de supervivencia, la gente que viene no va a venir y la que está se irá. Un modelo que procede –añadió– de quien no conoce en absoluto el ejercicio y la sanidad del medio rural, y pertenece a un partido que dice que en Castilla y León hay muchos pueblos y que hay que cerrar pueblos”, palabras dirigidas a la consejera de Sanidad, perteneciente a Ciudadanos.

Para el alcalde de Pereña de la Ribera, la pérdida de población también ha llevado consigo la ausencia de médicos por distintas causas, y reconoció que “la sanidad rural es poco eficiente y poco sostenible, pero necesaria, y eso lo tenemos que hacer entre todos. Y lejos de ocurrencias hay que definir las demarcaciones asistenciales. Los vecinos algo tendrán que decir, los ayuntamientos y los profesionales, si a ninguno se les escucha, como se ha hecho,  vamos poco lejos. Urge buscar soluciones entre todos los agentes”, aseguró.

“Los pueblos le estorban porque son caros”, y recordó el modelo de ordenación territorial impulsado por el PP y Ciudadanos en el que “se da por cierto que hay que concienciar a la población de que para determinados servicios deberán desplazarse 30 minutos desde su casa”. Por último, Luis Rodríguez recordó los efectos de la instauración de los CRA educativos, “primero se fueron los niños y después los padres. Tenemos que exigir los mismos derechos que tiene cualquier ciudadano que vive en la Gran Vía de Salamanca”.

Por su parte, María García calificó de “muy grave” el documento marco, “solo habla de gasto, nunca de inversión”. Además, aseguró que está hecho “sin ningún rigor científico ni valoración económica, y sin actualizar el mapa sanitario que determine las necesidades y evalúe los cambios. Se ha empezado la casa por el tejado”, para pasar a explica las diferencias asistenciales entre el medio rural y el urbano.

Sobre el mensaje del PP respecto a la llegada de 32 nuevos médicos, María García explicó que los médicos que se incorporarán responden a un concurso de traslados para la sustitución de interinos que ocupan la plaza, en algunos casos por el propio médico. Además, recordó que en los últimos años no se ha formado a nuevos médicos y que en cinco años se jubilan la mitad de los profesionales.

Jornada de convivencia de las JJSS en Aldeadávila

Anteriormente de la charla ofrecida en Vilvestre, el albergue de Aldeadávila acogía una jornada de convivencia promovida por Juventudes Socialistas de Salamanca, y que también estuvo centrada en la reforma sanitaria que la Junta de Castilla y León pretende llevar a cabo en el medio rural.

Además de los anteriores ponentes, también intervino Jerónimo Cantuche, responsable de la Federación de Servicios Públicos de UGT y  enfermero de área, todos ellos presentados por el secretario provincial de JJSS de Salamanca, Kevin Pérez.

Fernando Rubio explicó el documento marco, una reforma realizad por “iluminados” y que atribuyó a Ciudadanos, lo que puede ser la “puntilla” para el partido naranja tras el resultado de las elecciones generales de diciembre de 2019, señaló. Asimismo, realizó un repaso al contenido del documento marco, del que explicó la figura de los centros de proximidad, elemento “imprescindible para desmantelar la consulta ordinaria en los actuales consultorios.  Ahora toca defender la sanidad pública, aunque tenemos alternativa”, aseguró.

Luis Rodríguez narró el caso real de una emergencia en una comarca en la que no existe una Unidad Medicalizada de Emergencia, servicio imprescindible “si de verdad quieren mejorar la sanidad”, aseveró. Se mostró confiado de que “en la provincia de Salamanca no se lleve a efecto el contenido del Documento Marco. Han retorcido los números hasta el punto de que parece que vamos a tener un exceso de médicos por el concurso de traslado de 32 médicos, muchos de ellos ya ocupando la plaza y otros en sustitución de interinos”, a la vez que advirtió de un probable problema en un futuro cercano en la cobertura de urgencias ante el traslado de profesionales de Área.

El alcalde ribereño aseguró que el objetivo de la reforma es “quitar médicos de los pueblos para destinar esa cantidad presupuestaria a la sanidad privada”, además de estar convencido de que “la reforma genera un problema de supervivencia para los pueblos y que una merma en sanidad supondrá el fin de muchos”.

Señaló como imprescindible la puesta en marcha de una reestructuración profunda de las demarcaciones asistenciales, como también del derecho a la igualdad de oportunidades en un estado democrático en servicios principales como la sanidad, “no se puede hacer una sanidad para la periurbana y otra para las poblaciones rurales”.

María García también coincidió en la necesidad de una reestructuración, “pero antes de nada hay que hacer un mapa sanitario para conocer la situación actual, no hacer la casa por el tejado”. Para García, la reestructuración sanitaria es la “disculpa para cargarse la sanidad pública y aplicar más recortes”. Por último criticó la política llevada a cabo por la Junta de Castilla y León respecto a la formación de médicos: “Entre 2011 y 2018, Castilla y León ha renunciado a formar a 441 médicos MIR y 1.076 especialistas, solo en Salamanca a 119, pese a la advertencia de los sindicatos de que el 50% de los médicos se van a jubilar en los próximos años”.

Jerónimo Cantuche, responsable de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Zamora, y enfermero de área, habló de la aplicación de la reforma sanitaria rural a partir de marzo en la zona de Aliste, comarca sobre la que se pretende conocer a modo de experiencia piloto los resultados de la reforma. A este respecto señaló que “se van a Aliste porque casi todos los pueblos están gobernados por el PP y pueden engañar a la gente y dicen sí a este recorte sanitario”, donde aseguró que se perderán 4 médicos de área, además de dos más de baja, una situación que “empeorará en el verano con las vacaciones” y cuya precariedad asistencial por falta de facultativos se extiende a otras comarcas como Sanabria.   

Para Cantuche, “el nuevo modelo de Igea es potenciar núcleos de más de 2.000 habitantes para prestar servicios al resto de localidades menores, como recoge la reordenación territorial, que los servicios estén a menos de 30 minutos del resto de localidades. Este modelo no garantiza las guardias, y eso es lo que le espera al resto de la comunidad, porque lo quieren poner en práctica. Están haciendo políticas que perjudican a las zonas con alta dispersión y envejecimiento de la población. La reordenación del territorio no nos puede llevar a cerrar pueblos”.

Para finalizar, señaló la necesidad de incidir para que las administraciones “le den una vuelta a la vía MIR, para que el esfuerzo económico de las comunidades repercuta en sus territorios, unos 200.000 euros por médico. La sanidad la pagamos y todos, por lo que es un derecho de todos”.

  • Cerca de un centenar de personas asistieron a la charla de Vilvestre
  • Juventudes Socialistas se interesan por la sanidad rural en Aldeadávila
  • Juventudes Socialistas se interesan por la sanidad rural en Aldeadávila
  • Juventudes Socialistas se interesan por la sanidad rural en Aldeadávila
  • Juventudes Socialistas se interesan por la sanidad rural en Aldeadávila
  • Charla sobre la sanidad rural en Vivestre
  • Charla sobre la sanidad rural en Vivestre
  • Charla sobre la sanidad rural en Vivestre
  • Charla sobre la sanidad rural en Vivestre
  • Charla sobre la sanidad rural en Vivestre