Martes, 25 de febrero de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El sector ovino cuenta en Castilla y León con entre 3,6 y 3,7 millones de cabezas

Cobadu tiene previsto habilitar una nueva instalación en Miróbriga, que dé mejor servicio a la comarca y sirva de lanzadera para Portugal

El salón principal del Hotel Conde Rodrigo II de Ciudad Rodrigo acogió durante la mañana del jueves la clásica Jornada en torno a la comercialización de producciones ganaderas de ovino y caprino promovida por la Cooperativa Cobadu con la colaboración de la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl), que reunió a unos 70 ganaderos de distintos puntos de la comarca mirobrigense, todos ellos socios de Cobadu.

La Jornada se abrió con la veterinaria Teresa Enríquez, técnica de campo de pequeños rumiantes de Cobadu, quién explicó el nuevo servicio de valoración seminal de machos de ovino que están ofreciendo, que tiene como objetivo mejorar la rentabilidad de las granjas mejorando su fertilidad. Esta valoración tiene dos partes: una palpación del aparato reproductor, y unos análisis en un laboratorio portátil para valorar los eyaculados. A partir de todo ello, se determina si el macho es Apto, No Apto o A revisar, teniendo la ocasión el ganadero de retirar aquellos No aptos para así mejorar la fertilidad.

Posteriormente, intervino María Martínez Valladares, del Instituto de Ganadería de Montaña, del Departamento de Sanidad Animal del CSIC-Universidad de León, quién explicó cómo utilizar de forma correcta los tratamientos antiparasitarios en las granjas de ovino. La sesión continuó con José Manuel Domínguez, técnico de ganadería de Urcacyl, que dio a conocer la situación del mercado de la leche y de la carne de ovino.

 

La situación del sector ovino

Según expuso, Castilla y León cuenta en estos momentos con unas 3,6-3,7 millones de cabezas de ganado ovino (una cifra que no experimentó cambios en 2019 respecto a 2018), repartidas por 10.800 explotaciones, siendo Salamanca la provincia en la que más hay, aunque “pequeñas y destinadas a la producción de carne”. En torno a esa producción de carne, dijo que se habían sacrificado unas 400.000 cabezas menos (en lo que a toneladas de carne se refiere, bajó en 1.800), pero por el contrario había aumentado un 33% la exportación de ovino vivo.

Mientras, en lo que respecta al mercado de la leche, se viene produciendo una “progresiva desaparición” de explotaciones, con unas 160-170 menos cada año en el último lustro (ahora mismo son unas 2.000). Sin embargo, la media de producción de leche no se ha resentido, sino que incluso se ha incrementado, porque se está produciendo “un trasvase de explotaciones pequeñas a grandes”.

Este dato lo corroboró Rafael Sánchez Olea, director general de Cobadu: se está produciendo una “profunda reconversión” en todos los sectores, y en el ovino, “van desapareciendo los ganaderos pequeños, que son el sustrato de estas provincias; el sector se va sobredimensionando, y hay que adaptarse a los nuevos tiempos”.

En la actualidad, el 60% de las explotaciones producen menos de 100.000 litros de leche al año; el 30%, entre 100.000 y 300.000 litros; y el restante 10%, más de 300.000 litros. Según destacó José Manuel Domínguez, el precio percibido por el ganadero aumentó en 2019 un 4-5%, tras la revisión de precios por parte de las industrias lácteas el pasado mes de agosto.

Nueva instalación en Ciudad Rodrigo

La sesión de la mañana del jueves en el Hotel Conde Rodrigo II la cerró Rafael Sánchez Olea, quién explicó que estas jornadas se realizan “por las 15 comarcas donde tenemos almacenes”, como una forma de darle “más comunicación a los socios en torno al tema ovino”, de tal modo que “se sientan más cercanos a la cooperativa”, que en total cuenta con una capacidad de almacenamiento de materias primas de más de 425.000 toneladas.

En Ciudad Rodrigo, van a incorporar una nueva instalación: una nave en la Carretera de Salamanca, que quieren acondicionar para dar “un mejor servicio a la comarca, y que sirva de lanzadera para el Centro-Sur de Portugal”.