Martes, 25 de febrero de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El Ciudad Rodrigo le pone suspense pero acaba logrando una merecidísima victoria ante el Betis

Los mirobrigenses tuvieron ocasiones de sobra para haberlo dejado todo resuelto del 45’ al 60’, pero sólo pudieron hacerlo en los 5 minutos finales

Gol de Rober que supuso el 2-1 para el Ciudad Rodrigo

Después de mes y medio sin encontrarse con su afición (desde el ‘lejano’ 22 de diciembre, en el que se vivió una fiesta del gol ante La Cistérniga que acabó 5-3, rompiendo la racha de 2 meses sin ganar), el equipo Senior del Ciudad Rodrigo CF arrancó en la tarde del domingo con una merecidísima victoria ante el Betis su mes más casero, en el que jugará 3 partidos en total en el Francisco Mateos en apenas 21 días.

Por la situación clasificatoria de todos los involucrados, este primer encuentro del mes era el que se presumía de antemano como el más complicado para el Ciudad Rodrigo, más aún teniendo en cuenta la enorme fortaleza fuera de casa del Betis: sólo había perdido 2 partidos como visitante, ambos en octubre y por la mínima (2-1).

Sin embargo, en el Francisco Mateos se vieron neutralizados en ataque por un Ciudad Rodrigo que estuvo muy serio atrás, de tal modo que apenas concedió oportunidades de gol a su rival, aunque también es cierto que el único remate claro que hicieron en todo el partido entre los tres palos acabó en el fondo de la red.

El ‘problema’ del Ciudad Rodrigo en la tarde dominical estuvo arriba: aunque se pisó con muchísima frecuencia el área rival (destacando especialmente los primeros 15 minutos de la 2ª parte, cuando hubo hasta 6 ocasiones de gol, incluidos dos remates al larguero consecutivos de Alberto García), únicamente pudieron sentenciar el partido en los últimos minutos, lo que hizo que el Betis estuviera vivo hasta el final.

Como otra noticia positiva, el partido dejó la intervención con el primer equipo del juvenil Antonio, que estuvo cerca de marcar en su primera jugada, ya dentro de esa recta final del encuentro. La semana que viene, más (y esperemos que mejor, o al menos sin tanto suspense) en el Francisco Mateos, ante el Fabero, en un encuentro que empezará 1 hora más tarde que esta semana, a las 18.00 horas.

ASÍ FUE EL PARTIDO

Quizá con algo menos de público -debido a la tienta del Bolsín- de lo que podría haber llegado a asistir (pese a todo hubo una buena entrada, favorecida por la tarde primaveral que hacía en el aspecto meteorológico), la tarde empezó con un sentido minuto de silencio en memoria de Edu, el joven jugador del Navega fallecido esta semana. Una vez el balón echó a rodar, el Ciudad Rodrigo entró muy bien al encuentro, asumiendo el mando en los primeros minutos.

En los mismos, tuvo su primera gran ocasión: tras un buen centro de Manu González que no encontró rematador, y un tiro de Alberto García que se fue desviado, Marcial cogió el balón en 3/4 de campo y avanzó hasta sacar ya entrando en el área un fuerte disparo que el portero envió con un paradón a córner. Tras esta opción, el Betis cogió durante unos minutos las riendas del partido, aunque sin generar ningún peligro, algo que fue la tónica. De hecho, su primer ‘tiro’ fue una intentona lejanísima en el 26’ que Pepo cogió sin problemas.

Unos minutos antes, sobre el 20’, el partido se había equilibrado, volviendo las visitas mirobrigenses al área rival, con un centro de Dani Crespo que cogió directo el guardameta, una falta botada por Maza que el portero despejó de puños, o un córner lanzado por Alberto García que no encontró rematador pese al fallo del guardameta. Por su parte, el Betis mandaba balones en largo hacia delante a los que Pepo iba respondiendo bien.

El Ciudad Rodrigo inauguró el marcador en el 31’: una larga jugada concluyó con un remate de Manu González que el portero desvió a córner, que sacó Alberto García hacia el área pequeña, donde Pablo remató de cabeza al fondo de la red. La alegría mirobrigense duró apenas un par de minutos: en el 33’, también tras una larga jugada, se acabó formando un barullo por la frontal, llegándole el balón a un jugador del Betis que se dio media vuelta y disparó logrando batir a Pepo.

Todavía quedaban unos minutos de primera parte (en los que el Ciudad Rodrigo cayó bastantes veces en fuera de juego), sin que pasase nada más destacado. La alta efectividad de la primera parte (2 goles en 3 remates claros entre los dos equipos) se quedó en el vestuario, sobre todo por parte del Ciudad Rodrigo, que generó hasta 6 ocasiones de gol en los primeros 11 minutos del segundo período, a cada cual más clara, sin que ninguna llegase a buen puerto.

La secuencia se abrió en el 48’, con un córner botado por Maza que Edu Sánchez remató de medio espuela, yéndose el balón por muy poco por encima del larguero. Acto seguido, Manu González creó un gran centro desde la derecha que se paseó por el área sin encontrar quién lo empujase a gol. En el 49’, Manu González se revolvió en el área hasta quedarse frente al portero, ante quién hizo un disparo que el guardameta repelió bien a córner.

En el 52’, a Marcial le cayó un balón por la frontal, dándose media vuelta y golpeando el balón frente al portero, pero no le dio demasiado bien, y la cogió sin problemas el guardameta. La secuencia se cerró en el 56’ con la enorme doble ocasión de Alberto García: botó una falta desde algo más allá de la media luna que se estrelló en el larguero. El balón le volvió al mismo jugador, quién desde un poco más lejos, volvió a hacer un disparo que, de forma inverosímil, volvió a impactar en el larguero.

Tras ello, el partido entró en una nueva fase, en la que se mantuvo el dominio que el Ciudad Rodrigo tuvo durante buena parte del segundo tiempo, pero con menos peligro. Precisamente, el Betis hizo en el 59’ un disparo que se fue no demasiado lejos de la escuadra izquierda, para abrir este tramo marcado por los cambios en ambos equipos (apenas hubo un disparo de Maza que se fue alto).

Entrado el duelo en su último cuarto de hora, se reactivó el peligro. Para empezar, en el 77’, Lafu (recién ingresado al campo) le metió un balón de oro a Manu González, al que el portero se logró anticipar. En los minutos siguientes, Sergi hizo un centro y Alberto García botó una falta que acabaron en manos del guardameta, hasta que en el 84’ cayó el 2-1: Alberto García sacó un córner que fue despejado, volviéndole el balón al mismo jugador, que devolvió al área. Allí, tras no ser aprovechado en el primer palo, Rober dio buena cuenta de él en el segundo.

Con el marcador en contra, el Betis intentó irse arriba, pero sin generar peligro, redondeando incluso el Ciudad Rodrigo el resultado: tras estar a punto de marcar Antonio nada más ingresar al campo (a pase de Alberto García), Lafu cerró el partido en el 91’ con un gol desde el lateral izquierdo del área, tras darle un gran pase Edu Sánchez desde el medio. Gracias a este tanto, el Ciudad Rodrigo pudo disfrutar los apenas dos minutos que quedaban de descuento antes del pitido final.

ZONA MIXTA

El técnico mirobrigense Aris Marcos explicó que en líneas generales habían estado “bien, muy bien defensivamente”. En el primer tiempo, el partido fue “más espeso”, mientras que en el segundo tuvieron “más control, dominio, menos imprecisiones y hemos elaborado un poco mejor el juego, a raíz de lo cual han venido varias ocasiones”.

En esa segunda parte, los cambios “nos han dado mucho”, destacando que Lafu había estado “muy bien, ha sido un revulsivo”, mientras que Carli lo hizo “fenomenal” sustituyendo como lateral izquierdo a Dani Crespo, que “estaba bastante tocado y lo hemos tenido que cambiar”. Además, destacó los minutos de Antonio: “tengo que felicitarle, porque va de menos a más”.

El sabor “agridulce” que le deja este “disputado” partido es la jugada en la que “hemos pecado de inocencia, era falta clara, por no esperar hemos estado poco tensos”. Aris Marcos felicita al Betis porque ha sido “muy buen rival”, resaltando que les adelantan en la clasificación, además de dejar ganado el goal-average particular (en la primera vuelta se empató a 1, con un gol del Betis en el último minuto del tiempo de descuento).

Aris Marcos le dedica la victoria a su tío Leo, “una persona excelente y muy especial para mí, para que siga luchando”, y de igual modo le dedican la victoria a José Luis Gutiérrez, ‘Guti’, fallecido el pasado viernes, “por todo lo que hizo en el Club; entrenó a varios jugadores de los que tenemos actualmente en plantilla”. Por último, resalta que la afición estuvo “de 10, les felicitó a todos”.