Miércoles, 19 de febrero de 2020

La oveja perdida

318

Dicen los papeles, que Ciudadanos quiere concurrir a las elecciones catalanas junto con el PP. Dice Emilio, el camarero, que es una buena noticia, que así se evita la dispersión del voto.

Digo yo, que no es nada nuevo. Que antaño, cuando no existía Ciudadanos, ya concurrían juntos, y que el partido de Ribera/Arrimadas no fue más que una excusa para meter miedo a una derecha que, crecida, se torció en excesos económicos y en demasía corrupción.

Dicen, también, que, si el experimento funciona, lo llevarán a otras comunidades autónomas. Pienso que no será para frenar nacionalismos, sino para reafirmar el nacionalismo español, el más rancio de cuantos hay en el país.

La derecha es grande, pero no lo demasiado como para partirse en tres y sobrevivir sin mayorías ni subvenciones.