Viernes, 28 de febrero de 2020

El Partido Popular de Salamanca, con la gente del campo

 Apoya las reivindicaciones del campo para exigir unos precios más dignos y respeto al mundo rural

El Partido Popular de Salamanca quiere mostrar a través de un comunicado de prensa su apoyo a los agricultores y ganaderos que han salido hoy a la calle en nuestra ciudad para exigir unos precios más dignos y más respeto al medio rural. Este sector es clave para nuestra provincia y para la pervivencia y futuro del mundo rural, por eso no se puede sufrir las consecuencias del desgobierno socialista cuyas políticas para el campo han sido nefastas.

En ese comunicado, el PP apunta que la PAC negociada por PP consiguió 47.500 millones de euros. En este momento el Gobierno ha dado por buena las reducciones que propone Bruselas, un 25 % en periodo transitorio que se inicia ahora hasta 2023 y 5 % para iniciar la negociación de la PAC futura. Además, no se conoce posicionamiento nacional alguno del Ministerio y el riesgo es serio teniendo en cuenta que la ahora vicepresidenta económica fue quien propuso una reducción del 40% cuando estaba en la Comisión Europea.

Desde el PP recuerdan que la renta agraria creció un 40 % entre 2011 y 2018. Es decir, “el nivel de vida de agricultores y ganaderos creció un 40 % con el Partido Popular en el Gobierno”. “El último año la renta agraria ha descendido un 14 %”, señalan.

Por otra parte, a mediados de 2019 se registraba un descenso en las exportaciones agroalimentarias, pero la situación cambió en los meses siguientes y las últimas cifras disponibles muestran un aumento anual del 3,8 % en las exportaciones –hasta 52.361 millones de euros- y del 12,6 % en el saldo –hasta 13.363 millones de euros

Desde el Partido Popular quieren evidenciar la inacción del Ministerio y la falta de interlocución real con los sectores a la hora de elaborar y poner en marcha actuaciones y medidas que den respuesta y a las necesidades de los productores. El rasgo fundamental que caracteriza la acción del gobierno en este año es el haberse desentendido de las necesidades de los productores y el haberse dedicado a operaciones de imagen para ocultar la falta de políticas y de medidas concretas que garanticen el futuro de las explotaciones.

Además, resaltan, “los profesionales están sufriendo las consecuencias de la subida del Salario mínimo sin compromiso de ingresos para que el sector los pueda soportar” y aseguran ser conscientes de que el sector quiere mejorar el salario de los trabajadores, pero cuenta con serios problemas ocasionados por la pérdida de rentabilidad generada por la falta de compromiso del Gobierno. A esto se suman otras graves cuestiones como los aranceles, importaciones, perdidas de cosecha por sequía o inundaciones y la bajada de precios de los productos en origen (el último año hay un diferencial de un 3 % de perdida entre la subida de renta agraria y los costes de producción).

Los problemas que sufren los profesionales del campo no obtienen respuesta por parte del Gobierno algo que va a agravar la situación de los productores y a obligar a muchos a cerrar sus explotaciones. Esto incrementará la despoblación en la España rural.

A juicio del PP, España necesita un gobierno comprometido con el campo, que encare sus problemas y le ofrezca soluciones. El campo no puede sufrir los desmanes políticos de un gobierno irresponsable. El Ministerio de Agricultura y Ganadería ha de ser una de las carteras con más peso y mayor importancia para el Gobierno. Necesitamos un ministro que se deje la piel en la negociación en Bruselas para que no se pierda ni un solo euro.

Es crucial para el sector, es crucial para el mantenimiento de los pueblos. La lucha contra la despoblación pasa indudablemente por un apoyo decidido y firme al sector: menos burocracia, más facilidad y mayores incentivos y posibilidades para la incorporación de los jóvenes al campo. La continuidad del sector está unida a la pervivencia del mundo rural. Sin campo no hay futuro.