Martes, 25 de febrero de 2020

Inyección de 1,8 millones para tratamientos selvícolas preventivos de incendios forestales en la provincia

En los montes de utilidad pública de Fuenterroble de Salvatierra, Puebla de Azaba, Tenebrón, Casafranca, Ciudad Rodrigo, Endrinal, Membribe, Monleón, Espeja, La Alberguería de Argañán, Sobradillo, Olmedo de Camaces, El Cubo de Don Sancho,  Saldeana, Serradilla del Llano y Serradilla del Arroyo

Evitar los incendios es el objetivo prioritario de esta medida

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado destinar 1.832.407 euros para la contratación de obras de tratamientos selvícolas preventivos en los montes de utilidad pública de varios municipios de la provincia de Salamanca:  Fuenterroble de Salvatierra, Puebla de Azaba, Tenebrón, Casafranca, Ciudad Rodrigo, Endrinal, Membribe, Monleón, Espeja, La Alberguería de Argañán, Sobradillo, Olmedo de Camaces, El Cubo de Don Sancho,  Saldeana, Serradilla del Llano y Serradilla del Arroyo. El plazo de ejecución de las labores preventivas oscila entre los 34 y 36 meses, según los casos.

Las principales actuaciones consistirán en tratamientos selvícolas para disminuir el riesgo de propagación de incendios al eliminar combustible vegetal (podas, desbroces, clareos, resalveos, cortas y recogida de restos);  mejora del tránsito por las pistas forestales, caminos rurales y vías de acceso, así como la reparación de cerramientos ganaderos existentes y la realización de tratamientos de mejora de la cubierta vegetal protectora, con el objetivo de mejorar la masa forestal y reducir el nivel de erosión y en consecuencia el riesgo de incendios.

Cuadrillas

Los trabajos se llevarán a cabo por dos cuadrillas, integradas cada una por siete miembros durante la época de peligro alto y cinco fuera de ella, personal que también colaborará en las labores de extinción de incendios si fuera necesario.

Con estas obras preventivas de incendios forestales se pretende además fomentar la conservación, mejora y potenciación del valor y uso público de montes, así como el mantenimiento de las infraestructuras ganaderas que existen. Igualmente se pretende contar con personal cualificado para que, en caso de que se produjera un incendio forestal, puedan colaborar a su extinción.