Martes, 25 de febrero de 2020

Una manifestación de tres kilómetros colapsa el tráfico de Salamanca para denunciar la crisis del sector agroganadero

Las organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA piden medidas urgentes para “miles de familias que se dedican a la producción de alimentos en toda España”

Tractorada en la Gran Vía de Salamanca. Foto de Lydia González

Cerca de 3.000 manifestantes y 300 tractores han protagonizado la marcha de los profesionales del campo en Salamanca, para denunciar la crisis en la rentabilidad de este sector. Una movilización de 3 kilómetros que ha colapsado el tráfico de la capital charra en vías destacadas como la avenida de la Aldehuela, el paseo de Canalejas o la Gran Vía.

Según los organizadores de la marcha, bajo las organizaciones profesionales Asaja, Coag y Upa, "el sector pende de un hilo, entre otros motivos por "unos precios con los que no compensa trabajar" y con un Gobierno que trata de "favorecer a otros sectores", cuando el primario es "imprescindible, porque sin él no hay alimentos".

Por ello, los asistentes han llevado a cabo una marcha, que ha arrancado pasadas las 12.00 horas del aparcamiento Madres Bernardas, próximo a la Delegación Territorial de la Junta, y ha discurrido por distintas calles de la ciudad con la Gran Vía, donde se encuentra la Subdelegación del Gobierno, como punto de llegada.

Durante la manifestación, con unos tres kilómetros de longitud por la presencia de los tractores, los agricultores y ganaderos han pedido "precios dignos" y "más respecto al medio rural", pues este sector "no es el problema sino la solución".

Entre las exigencias, también han mostrado su interés por un control de los costes de producción, una regulación "real y efectiva" de la cadena alimentaria, un mayor control de la fauna salvaje con un 100 por ciento de indemnizaciones por daños y "no criminalización del sector".

Además, los presentes han insistido en otras peticiones como "mejora y mantenimiento de servicios dignos" con referencia directa a sanidad, educación, carreteras, correo o nuevas tecnologías con acceso a internet.

Fotos de Lydia González