Lunes, 24 de febrero de 2020
Las Arribes al día

Vitigudino vivirá un año más la tradición de los quintos

No faltará la rotura de cántaros el sábado por la tarde en la calle El Caño, además de la tradicional hoguera en las proximidades de la plaza de toros

Rotura de cántaros de los quintos de 2019 / MARIBEL

A pesar de que la llamada a filas pasó hace un tiempo a ‘mejor vida’, buena parte de los pueblos de la provincia mantienen viva una tradición que se desarrolla en distintos momentos del año. Vitigudino es una de esas localidades en la que la fiesta de quintos ha perdurado, en este caso el primer sábado de febrero, y aunque se mantiene la esencia de la fiesta, algunas cosas han cambiado.

Ante la polémica de los defensores de los animales hace unos años, cuando en el interior de cántaros y otros recipientes de barro se introducían animales para posteriormente romperlos con un palo (porro) en un acto que emulaba a las carreras de gallos, más tarde sustituidos por cintas, la ‘sorpresa’ del contenido de los cántaros en la actualidad es temida casi más que antes, pues en el interior se introducen ‘lindezas’ nada agradables para el olfato y el tacto y que intentarán esquivar desde sus monturas; aunque no todo serán sorpresas desagradables, pues tampoco faltarán los caramelos para disfrute del público más joven.

La rotura de cántaros a lomos de burros en la calle El Caño es sin duda el acto central de la fiesta de quintos en Vitigudino, un momento que se vivirá con intensidad este sábado, 1 de febrero, a partir de las cuatro de la tarde.

Este año son 25 quintos, 14 varones y 11 chicas, además de 31 invitados, 66 jóvenes en total que comenzarán la fiesta este viernes a las puertas del IES Ramos del Manzano, nada más terminar las clases. A lo largo de este día disfrutarán de una capea y una cena para coger fuerzas ante la que será una larga noche, con chupitos y pintadas en las calles.

En la madrugada del sábado, un poco antes del amanecer, procederán al encendido de la hoguera en las inmediaciones de la plaza de toros. A media mañana intentarán recaudar algo para la fiesta en las Cuatro Calles, para seguir con la comida y la rotura de cántaros con Jaimito y Firulais. El broche a la jornada lo pondrá una cena que servirá para despedir la fiesta de los quintos de 2020.